Hoteles en Venecia 

Venecia es la única ciudad del mundo que supo aprovechar las condiciones de un terreno pantanoso para edificar una ciudad en el agua. Fue fundada en el siglo V y está ubicada en el noreste de Italia, sobre un archipiélago de 120 islas unidas entre sí a través de puentes de estilo barroco y medieval. El más conocido es el Puente de los Suspiros, muy cerca de la Plaza de San Marco. Un dato curioso: durante la primavera y el otoño, la marea alta o acqua alta inunda esta plaza céntrica hasta dos veces al día.



La Serenissima — apodo que se ganó gracias a su posición neutral frente a las guerras y cruzadas — está dividida en seis áreas o sestieres: Cannaregio, San Polo, Dorsoduro, Santa Croce, San Marco y Castello, con un clima de temperaturas bajo cero en invierno y veranos que alcanzan los 30°C. Los vaporettos y las góndolas son los clásicos medios de transporte que nos llevan a recorrer sus canales y a descubrir su legendaria riqueza artística. Aquí nació el compositor Antonio Vivaldi, uno de los tantos artistas que encontraron inspiración entre las aguas calmas de los canales y el esplendor de la arquitectura veneciana.

Dónde hospedarse en Venecia 

Los mejores hoteles en Venecia se encuentran en pleno centro de la ciudad, junto a la Plaza San Marco y el Gran Canal. Si buscás hoteles baratos en Venecia, chequéa las zonas de Cannaregio, Santa Croce, Dorsoduro o Castello. Es una ciudad pequeña, por lo que los traslados de una zona a otra son cortos. Si te alejás del centro de la ciudad, podés encontrar hoteles en Venecia con precios acordes a un presupuesto más acotado. 

En los alrededores de la Plaza San Marco encontrarás opciones de hoteles de lujo en Venecia, como el Hotel Excelsior Venice, el Hotel Danieli o el Luna Hotel Baglioni, todos ellos con amplias habitaciones, mobiliario de lujo, baños construidos en mármol, spa, servicio de lavandería y los beneficios de una atención exclusiva y personalizada.



5 razones para conocer Venecia 

  • Disfrutar del famoso Carnaval de Venecia, entre fines de enero y mediados de febrero. Durante el siglo XI, la nobleza tenía la costumbre de salir a las calles a celebrar junto con el resto del pueblo. Las máscaras — realizadas con moldes de papel maché y terminaciones de telas, joyas y plumas — servían para ocultar su identidad y así poder mezclarse con la multitud sin ser reconocidos. Hoy, los venecianos continúan festejando la tradición disfrazados con trajes ostentosos y los viajeros participan con máscaras más sencillas. 
  • Contemplar la inmensa colección de arte de La Galería de la Academia, que contiene obras de grandes pintores como Tiziano, Veronés o Bellini. Esta es una de las colecciones artísticas más importantes del mundo. 
  • Recorrer el Gran Canal, el principal y más extenso que hay en Venecia, de un particular encanto al iluminarse por las noches.
  • Visitar la Plaza de San Marcos, junto al Palacio Ducal, dos lugares ineludibles durante tu estadía en Venecia, ya que son símbolos de la gloria y el poder de Venecia en tiempos pasados. 
  • Viajar en los famosos vaporettos y en las tradicionales góndolas y contemplar el Puente Rialto, el más antiguo de la ciudad.



Consejos para viajar a Venecia 

  • Si podés elegir fechas de viaje, el verano es el mejor momento para visitar Venecia, con temperaturas cálidas y los días más largos del año para disfrutar. Tené en cuenta que la temporada alta es entre abril y octubre, época en la que los vuelos a Venecia son significativamente más caros. 
  • Para viajar sin límites por la ciudad, te conviene comprar la Travel Card, que sirve para disfrutar de los viajes tanto en los famosos vaporettos como en autobuses por tierra. 
  • La Rolling Venice Card tiene un precio aproximado de 4 euros y ofrece descuentos para visitar los principales lugares de interés, como el Palacio Ducal, el Museo Correr y el Palacio Ca’Rezzonico. A diferencia de otras tarjetas de descuento que se pueden comprar por Internet, ésta se compra directamente en puestos comerciales o puntos de venta específicos de Venecia. 
  • En las tiendas de souvenirs ubicadas a lo largo de los callejones de esta ciudad, podés encontrar las famosas máscaras de Venecia –con precios desde 10 euros en adelante– o hermosas figuras hechas en cristal de Murano. 
  • Los pescados y los mariscos, junto con la gran variedad de risottos y pastas, son lo más típico de la gastronomía veneciana. A los chefs locales les encanta condimentar todo con muchas especias como la nuez moscada y la pimienta. Un plato tradicional de Venecia que no te podés perder es el Risotto di vongole, preparado con arroz con almejas, vino blanco, perejil, ajo y pimienta. Muchos de los hoteles en Venecia suele ofrecer los platos típicos regionales.