Hoteles en SANTIAGO

Santiago de Chile es una ciudad moderna de Sudamérica, ubicada al pie de la cordillera de los Andes. Las montañas se pueden ver desde casi cualquier punto de la ciudad, logrando un entorno único y muchas opciones divertidas para hacer al aire libre, incluyendo un trekking por el Parque Metropolitano –el parque más grande urbano más grande de Latinoamérica–, con una de las mejores panorámicas de la ciudad, o un viaje de esquí al cercano Valle Nevado.

Uno de los paseos preferidos en Santiago es recorrer los barrios de Lastarria y Bellas Artes, cerca del centro. Es una zona bohemia para caminar sin prisa, disfrutando de sus pubs, restaurantes y negocios de diseño. Santiago también tiene una parte muy moderna –Las Condes y Providencia– con avenidas arboladas, grandes shoppings (en Chile les dicen malls) y restaurantes exclusivos. Más allá de Las Condes nos recibe el Pueblito Los Dominicos, para comprar artesanías y experimentar la sensación de estar en el Santiago de antaño.


Para los viajeros que amamos Santiago, la buena oferta cultural y la gastronomía son algunas de las excusas para visitar la ciudad. La cocina chilena siempre nos da gratas sorpresas, ya sea desde su menú más tradicional, a los nuevos exponentes del sushi y la cocina fusión. ¡Ni hablar del vino chileno y los viñedos de la zona! Santiago es, ante todo, una ciudad que nos invita a experimentar con los cinco sentidos.

Dónde hospedarse en SANTIAGO

Antes de reservar hoteles en Santiago, es importante saber qué tipo de viaje vamos a hacer. La zona del centro de la ciudad cuenta con algunos puntos de interés importantes como el Palacio de La Moneda, la Peatonal Ahumada y la Catedral de Santiago. Es una zona con excelente movilidad a través del metro y varias líneas de colectivo, pero con pocas opciones para salir de noche, ideal para los que buscan recorrer mucho y hacer turismo. Muy cerca del centro está Bellas Artes, es un barrio bohemio con identidad propia y óptima ubicación, perfecto para quienes buscan hoteles baratos en Santiago, sin resignar el buen ambiente. De noche hay muchos barcitos y restaurantes más que aceptables. El cerro Santa Lucía, el Parque Forestal y el Museo de Bellas Artes están en Bellas Artes.

Para quienes quieren alojarse en un barrio seguro y más acomodado, la zona de Providencia es perfecta, aunque más cara. Es el lugar indicado para mujeres que viajan solas, viajeros que vienen a Santiago de compras (está el gran shopping Costanera Center), y para los que buscan una buena oferta gastronómica. Providencia está estratégicamente ubicado entre Bellas Artes y Las Condes.

Las Condes, por otro lado, es la zona más sofisticada de la ciudad, donde está el centro financiero –conocido también como Sanhattan–, el Mall Parque Arauco y muchos restaurantes y bares de gran ambiente. Es perfecto para quienes hacen viajes de shopping y buscan hoteles en Santiago de primer nivel, con servicios 5 estrellas y las mejores vistas de la ciudad. En esta zona son muy comunes los aparthoteles, con habitaciones equipadas con cocina, elegidos por los viajeros que prefieren mayor privacidad e independiente.


5 razones para conocer SANTIAGO

  • Visitar el Mercado Central, el Tirso de Molina o alguna de las cantinas típicas del centro como La Piojera, para probar la cocina chilena más tradicional.
  • Caminar por los senderos del Parque Metropolitano y contemplar las increíbles vistas de Santiago desde alguno de sus miradores. Se puede subir y bajar en teleférico.
  • Pasear en familia y comprar artesanía en el Pueblito Los Dominicos, un antiguo convento considerado zona patrimonial de Santiago, donde desde hace más de 30 años funciona una feria de artesanías.
  • Conocer un viñedo y degustar alguno de los mejores vinos chilenos, al pie de la cordillera.
  • Ir a esquiar al Valle Nevado, uno de los mejores centros de esquí del hemisferio sur.



Consejos para viajar a SANTIAGO

  • El metro de Santiago es un excelente medio de transporte que conecta gran parte de la ciudad. Para viajar es necesario tener la tarjeta recargable “Bip!” que se consigue en las boleterías.
  • Aunque no es una ciudad que se considere insegura, en Santiago es habitual el robo de carteristas. No hay que vivir paranoico, pero es importante no exhibir objetos de valor, guardar el celular en un lugar seguro (no el bolsillo del pantalón) y nunca perder de vistas nuestras cosas.
  • A diferencia de muchas ciudades en las que el invierno se considera temporada baja, los vuelos a Santiago en temporada invernal –especialmente en julio– suelen ser más caros y agotarse rápidamente. Para viajar a Santiago con descuentos, es conveniente sacar pasajes durante el otoño y la primera, con excepción de septiembre, mes que coincide con las fechas patrias y en el que hay mucho turismo interno.
  • Para ir desde el aeropuerto al centro de Santiago, no es necesario tomar un taxi. Hay dos empresas de buses que hacen el trayecto por un precio mucho más económico.
  • Para quienes hacen un viaje de shopping a Santiago, la mejor zona para alojarse es Providencia o Las Condes.
  • A los policías de Santiago se les dice “Carabineros”. Tienen una buena imagen dentro de la ciudad, por ser correctos e intransigentes. Ante cualquier dificultad, nunca intentes sobornarlos.