Hoteles en SAN ANDRÉS

A nada menos que 150 km de Nicaragua y 800 km de la costa colombiana, la Isla de San Andrés se presenta con sus playas idílicas y una comunidad étnica de raíces africanas, europeas y caribeñas. Todos sabemos que el idioma de Colombia es el español; sin embargo, los raizales –así se llama su comunidad nativa– son curiosamente angloparlantes. Para ser más precisos, hablan en creole, que es algo así como un “inglés criollo sanandresano”.



Los 27 km2 de la isla fueron erosionados de forma tal, que si miramos por la ventanilla del avión antes de aterrizar, veremos que su territorio dibuja la silueta de un caballito de mar sobre el agua. Este edén de agua turquesa y arena de terciopelo blanco, se extiende por el paseo marítimo que corre en paralelo al mar, cubierto de palmeras de coco; por la barrera de arrecifes que rodea el archipiélago –la más vasta del país–; por el pequeño cayo de Johnny Cay y su mar de siete colores; por el Acuario y Piscinita–dos puntos de buceo y snorkel llamados así por los lugareños dado a la fauna que encierran en sus micromundos– y por las playas de Spratt Bight de arena coralina. Frente a este escenario, los vuelos a San Andrés son algo así como un pasaje al paraíso.

Dónde hospedarse en SAN ANDRÉS

Existe una amplia oferta de hoteles en San Andrés, pero el favorito es el hotel Decamerón, que cuenta con 6 propiedades distribuidas a lo largo de la isla y ofrece piscina, gimnasio, servicio de playa, actividades recreativas y espectáculos nocturnos. Quienes prefieran hoteles baratos en San Andrés, existen hospedajes más sencillos y posadas nativas administradas por los raizales y otros lugareños. 

Es muy común encontrar hoteles all inclusive en San Andrés, la mayoría de los establecimientos de la isla presentan esta modalidad y se concentran en el área norte. Esta es una alternativa segura, cómoda y lujosa, y te permitirá disfrutar de una estadía sin preocupaciones, y muy cerca de todos los lugares turísticos. La zona con mayor desarrollo comercial y muchos atractivos nocturnos también se ubican en el norte de la isla; junto con el aeropuerto a donde llegan todos los vuelos a San Andrés. La zona sur de la isla es más tranquila y menos populosa, ideal para quienes quieren unas vacaciones más silenciosas e íntimas.



5 razones para conocer SAN ANDRÉS

  • Bucear y hacer snorkel entre mantarrayas y tiburones nodriza en el arrecife de coral del cayo Bolívar, donde el agua es tan cristalina que vas a poder ver hasta 30 metros de profundidad.
  • Recorrer la isla entera a lomo de mula en un solo día. Vas a poder visitar todas las playas paradisíacas de arena blanca en este particular medio de transporte. 
  • Contemplar a San Andrés desde su punto más alto: la Iglesia Bautista. Los días sábado se puede subir al campanario para tener una vista de 360° de la isla. 
  • Salir de compras. El área comercial del Centro es interesante, no desde su lado estético –se trata de bloques de cemento interrumpidos solo por comercios o restaurantes al paso–; sino porque en los locales encontrarás precios increíbles ¿El motivo? San Andrés es un puerto libre de impuestos. 
  • Practicar windsurf, kitesurf y jetsky en el mar de los siete colores, donde el agua va desde un azul profundo, hasta un verde aguamarina translúcido. Esta increíble gama de colores es posible gracias a la combinación de formaciones coralinas con las diferentes profundidades del mar.



Consejos para viajar a SAN ANDRÉS

  • Para ingresar a la isla, te van a pedir que tengas una reserva hecha en alguno de los hoteles en San Andrés. Es fundamental que imprimas la constancia para presentarla cuando te la pidan en el sector de migraciones del aeropuerto.
  • No te olvides de llevar en el equipaje protector solar, repelente y tu propia máscara de buceo y snorkel. Si no tenés una, te recomendamos comprarla antes de viajar. Seguramente la uses muchas veces, y es más higiénico que alquilarla en la isla. 
  • Evitá tomar agua de la canilla y comer en los puestos callejeros. Recordá que en la Isla de San Andrés no es potable el agua corriente. 
  • Algunos hoteles en San Andrés cobran un precio extra por la conexión a internet, que puede llegar a los 3 dólares por hora. Como alternativa, podés usar el servicio de wifi gratuito que provee la gobernación de San Andrés en varios puntos de la ciudad. 
  • Apenas llegues a la isla comprá los zapatos para agua o Aquashoes. Te van a ser muy útiles para andar en las playas tranquilamente, sin que los caracoles y corales te lastimen los pies. No son para nada caros y te van a permitir disfrutar al 100% tus paseos.
  • Durante la noche, San Andrés sigue despierta. Los ritmos locales con el reggae, el calipso, la soca y el raga que, combinados con la salsa, el vallenato y el merengue sacuden tanto a lugareños como a viajeros en las discotecas Cocoloco, Banzai y Éxtasis.