Hoteles en Puerto IGUAZÚ

Hogar de los más impactantes saltos de agua y de una exuberante selva –con más de 2000 especies de plantas y una extensísima fauna autóctona –no importa cuantas veces vayamos a Iguazú; este rincón del planeta nunca dejará de sorprendernos. Ubicadas en el extremo norte de Misiones, a 17 km de Puerto Iguazú, las Cataratas no solo constituyen un destino inolvidable: son una experiencia única. 


Patrimonio de la Humanidad y una de las Nuevas 7 Maravillas del Mundo, las Cataratas se hallan dentro del Parque Nacional Iguazú, que comparte sus saltos con Brasil. Y no por nada este Parque es el más visitado del país. En 3 días, podemos contemplar de cerca la Garganta del Diablo, una de las caídas más grandes e impactantes del mundo; transitar las pasarelas de agua a través del circuito inferior y superior; cruzar en lancha hasta la Isla San Martín; y recibir “el bautismo de Iguazú” en los botes semirrígidos que se acercan a las caídas de agua. 

El lado brasileño ofrece otro panorama de las Cataratas que también vale la pena recorrer. Sin dudas, cuando visitamos Iguazú no nos queda más que aguzar todos los sentidos y disfrutar por entero de la esplendorosa naturaleza.


Dónde hospedarse en IGUAZÚ

Las Cataratas atraen a los viajeros durante todo el año y por eso existe una amplia oferta de hoteles en Iguazú. Sin embargo, si las visitás durante las vacaciones o fines de semana largos, te recomendamos reservar con anticipación los hoteles en Cataratas de Iguazú pues en esas épocas la demanda es muy alta. Los hoteles en Iguazú no solo se encuentran en el centro, también es posible encontrarlos sobre la ruta 12 que conecta la ciudad con el área de las Cataratas. 

Hay hoteles en Puerto Iguazú muy lujosos; como el caso del Iguazú Grand Resort que incluso posee el exclusivo Casino Iguazú en sus instalaciones. Pero si buscás hoteles baratos en Iguazú la oferta también es amplia. Una buena opción es la posada La Strada, a cinco minutos a pie de Victoria Aguirre, la calle principal de la ciudad. Ofrece desayunos abundantes y grandes espacios verdes para descansar. Otra alternativa es el Complejo Turístico Americano, sobre la ruta 12, a 15 minutos en auto del Parque Nacional Iguazú.

Si estás en busca de hoteles con buena relación precio-calidad, el Hotel Libertador Iguazú, situado en el centro, es una excelente opción. Quienes buscan encontrarse con la naturaleza, no necesitan resignar las comodidades de la ciudad. Luego de un largo día recorriendo las Cataratas podés dedicarte a visitar el casco histórico, comprar algún recuerdo en el Paseo de la Artesanía y probar el famoso “surubí Nolenghus” en el clásico restaurante La Rueda.



5 razones para conocer IGUAZÚ

  • Visitar una de las siete maravillas del mundo. Consagradas como tales en 2011, las Cataratas del Iguazú brindan una experiencia fascinante con sus enormes saltos de agua, rodeados de fauna y flora autóctona.
  • Navegar entre las cataratas y contemplarlas desde muy cerca. La empresa Iguazú Jungle ofrece paseos en gomones semirígidos por el circuito superior e inferior del Parque Nacional Iguazú. Terminarás la excursión empapado, pero la experiencia valdrá la pena. Tené en cuenta que los menores de 12 años, las mujeres embarazadas y aquellos con problemas de columna no pueden hacerla.
  • Recorrer el Parque Nacional Foz do Iguaçu, el lado brasileño de las Cataratas. Si bien tiene menos pasarelas y senderos que el lado argentino, ofrece una vista completamente distinta de los saltos de agua.
  • Descubrir la selva misionera. El ecosistema único de las Cataratas incluye coatíes, monos, loros –entre otros– en un entorno de vegetación exuberante. Una oportunidad para conectarnos con la naturaleza al máximo.
  • Contemplar las cataratas bañadas por la luz de la luna llena. Ideal si querés una travesía distinta. En la oscuridad, el Parque Nacional Iguazú parece otro lugar y podés disfrutar en el silencio de la noche la vida de la flora y fauna.



Consejos para viajar a IGUAZÚ


  • Las épocas más concurridas son durante semana santa, las vacaciones de invierno y los feriados puentes. Así que, si no te gustan las grandes multitudes, te recomendamos elegir cualquier otro momento del año para visitar las Cataratas. 
  • Si podés elegir cuándo viajar, te recomendamos ir entre los meses de marzo y mayo; es cuando la temperatura es más templada y agradable. Aunque como Iguazú tiene clima subtropical húmedo, podés ir en cualquier época del año.
  • Cuando armes tu valija, no te olvides de guardar un impermeable liviano. Las lluvias son algo muy común en este destino.
  • Hay vuelos a puerto Iguazú durante todo el año, pero si buscás pasajes más baratos, hacelo en temporada baja.
  • Si no querés ocuparte de buscar hoteles en Iguazú y organizar el itinerario y los traslados, los paquetes turísticos a Iguazú siempre son una opción práctica y económica..