Hoteles en Florencia 

Cuna del Renacimiento, antigua capital de Italia y hogar de Miguel Ángel y Maquiavelo, Florencia es un enjambre de historia, arte y arquitectura. Esta ciudad magnética supo estar bajo el poder de la dinastía Médicis, una familia de banqueros y comerciantes que actuaron como mecenas de artistas de la talla de Miguel Ángel, Botticelli, Buonarroti, Leonardo da Vinci y Giuliano da Maiano.

Es preciso tener cuidado frente al exceso de estímulos que nos ofrece la ciudad de Florencia. Hay quienes sufrieron el Síndrome de Stendhal al visitarla; un trastorno psicosomático –o mito para algunos– que afecta a los viajeros más sensibles como consecuencia de una sobreexposición a la belleza artística; y con síntomas muy similares al stress. Parece exagerado, pero esta “enfermedad” fue avalada incluso por neurólogos.


Florencia es capital de la Toscana, está ubicada en el norte de Italia y se recuesta sobre los márgenes del Río Arno. El centro histórico de la ciudad fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO con la Plaza del Duomo como protagonista de la escena. Es muy probable que si estás buscando hoteles en Florencia encuentres algunos construidos dentro de sus fantásticos palazzos, mucho más baratos que los de Roma, Milán o Venecia.

Dónde hospedarse en Florencia 

Sin lugar a dudas, la zona más indicada para reservar hoteles en Florencia es la del casco antiguo, donde se yerguen los palazzos, las iglesias, los museos y otros edificios de gran valor arquitectónico. Dentro de este área, podés elegir estar próximo a dos plazas principales. Por un lado, la Plaza del Duomo es la opción más céntrica de todas y el corazón religioso de la ciudad; aquí se alza la Catedral de Santa María del Fiore, el Baptisterio de San Giovanni y el Campanile di Gioto; y sus alrededores están repletos de restaurantes, bares y cafés. Por otro lado, la Piazza della Signoria es el centro político de Florencia y presenta atractivos insoslayables: el Palazzo Vecchio, el Ponte Vecchio y la Galería de los Uffizi o el Ponte Vecchio. Además, como una alternativa próxima al centro histórico, se distingue la Plaza de Santa María Novella, ubicada a sólo 300 metros de la estación de trenes de Florencia y a pocos pasos de los principales atractivos de la ciudad.

Si estas opciones exceden tu presupuesto y estás buscando hoteles baratos en Florencia, podés optar entre la Via Faenza –una calle tranquila muy cercana al Mercado de San Lorenzo– o elegir las zonas más alejadas de la ciudad. Hay excelentes hospedajes en villas toscanas u hoteles rurales–; pero en esta última alternativa vas a tener que considerar alquilar auto en Florencia.



5 razones para conocer Florencia 

  • Saborear el mundo del renacimiento. La ciudad entera es un museo y está repleto de tours guiados que te llevan a recorrer sus obras maestras: la Galería degli Uffizi, el Duomo, el Ponte Vecchio, la Cúpula de Brunelleschi, la Basílica della Santa Croce, el Palazzo Vecchio, el Corridoio Vasariano, el Campanile di Giotto 
  • Visitar los viñedos y sus cantinas y enotecas en las colinas de la Toscana, próximas a Florencia. Los principales destinos son el Valle de Chianti y San Gimignano.
  • Seguir los pasos de Miguel Ángel, uno de los protegidos de Lorenzo de Médicis; y de Leonardo da Vinci, el escultor, pintor y arquitecto que se convirtió en una especie de diseñador industrial de su época gracias a sus ingeniosos inventos.
  • Maravillarte con las vistas de la ciudad desde el Piazzale Michelangelo o desde el Campanile di Giotto, subiendo sus 436 escalones.
  • Visitar los locales de oro y plata del Ponte Vecchio con vistas del Río Arno. ¿Sabías que este puente medieval fue originalmente de madera y que las tiendas solían estar ocupadas por carnicerías? Debido a los malos olores que ocasionaban al arrojar los desperdicios al río, fueron reemplazados orfebres y joyeros.



Consejos para viajar a Florencia 

  • Tené en cuenta que a la hora de visitar iglesias y museos, te van a pedir que cubras tus piernas y hombros para ingresar. Es un requisito obligatorio.
  • Degustar la gastronomía italiana es una tarea obligada de todo viajero y, si es casera, mejor. Te recomendamos visitar el restaurante “A casa mia”, ubicado en Piazza Ghiberti 5 o Via Pisana 165, tiene las mejores pizzas y platos caseros a precios muy recomendables.
  • Si aún estás buscando vuelos a Florencia, intentá viajar durante el otoño y la primavera, que es cuando el clima es más templado. Si llegas en los meses de septiembre y abril incluso encontrarás descuentos y ofertas, ya que coinciden con la temporada baja.
  • Seguí la costumbre del aperitivo italiano. En el barrio Oltrarno ofrecen unos magníficos Spritz Aperol y cenas buffet a precios económicos. Además, al recorrer la zona podés visitar la Plaza de Frescobaldi, la fuente con la gárgola de Buontalenti y gran variedad de anticuarios, heladerías artesanales y zapateros florentinos.
  • Si querés probar los vinos locales, te sugerimos visitar los vinainos, realizar un “Tour del Vino” de la mano de un sommelier o visitar las tradicionales enotecas y cantinas.