Hoteles en COLONIA

En la orilla oriental del Río de la Plata, a 180 km al oeste de Montevideo, pero a sólo 50 km de Buenos Aires en barco; Colonia del Sacramento se dibuja como un pueblo de estilo colonial portugués e irresistibles calles adoquinadas, consagrado como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO. Está ubicado sobre una península y ofrece una gran variedad de restaurantes con mesas y sillas en las veredas, resguardadas a la sombra de los plátanos que flanquean las calles o ubicadas en la costanera, con vistas al Río de la Plata.


Este pequeño pueblo del Uruguay encierra, en su casco histórico, la famosa Calle de los Suspiros, un faro construido en 1857, casas centenarias con fachadas de estilo portugués y una variedad de museos entre los que destacamos el Museo del Azulejo. El encanto de Colonia y su proximidad con Buenos Aires seduce a miles de argentinos que la consideran su destino predilecto para las escapadas de fin de semana. Sin embargo, resulta casi imposible conseguir hoteles en Colonia durante los feriados puente o el mes de enero, salvo que planees tu viaje con, al menos, un mes de anticipación.


Dónde hospedarse en COLONIA

Dado que el pueblo es muy pequeño y la mayoría de sus atractivos se encuentran en el casco histórico o en sus alrededores, te aconsejamos que si buscás hoteles en Colonia lo hagas en esta zona. Las posadas son una alternativa intermedia –con categoría 3 estrellas– y la más popular entre los viajeros. El casco histórico cuenta con establecimientos destacados como la Posada Boutique Las Terrazas, la Posada Don Antonio y la Posada el Capullo. Si estás buscando hoteles baratos en Colonia, el Hostel & Suites del Río es una excelente opción con habitaciones compartidas o privadas.

Los hoteles en Colonia del Sacramento también cuentan con opciones de lujo: el Sheraton Colonia, con 18 hoyos y un imperdible Spa; y el Radisson Hotel, con casino, gimnasio, piscina interior y exterior.



5 razones para conocer COLONIA

  • Disfrutar de los atardeceres sobre la bahía de Colonia. Este ritual diario nunca es el mismo, desde la costanera vas a ver el cielo enrojecido con la ciudad de Buenos Aires de fondo, el perfil de la Isla San Gabriel y alguna embarcación anclada en la bahía. Además, cuenta con una gran oferta gastronómica con decks ubicados sobre el Río de la Plata donde podés tomar un café, un trago o una picada luego de tu recorrido por el pueblo.
  • Caminar por el Casco Viejo. En sus apenas 5 cuadras de ancho por 10 de largo vas a encontrar innumerables atractivos: el Muelle Viejo, el Bastión del Carmen –antiguo fuerte hoy convertido en centro cultural–, el viejo faro, empedrados y callejones por doquier ¡Recordá llevar la cámara de fotos!
  • Recorrer la Calle de los Suspiros. Una de las versiones del origen de su nombre sostiene que por esta calle del siglo XVII caminaban los condenados a muerte y suspiraban en su desfile hacia un destino sin esperanza. Otra, hace referencia a las mujeres de “besos fáciles” que regalaban suspiros a los soldados que pasaron por esta ciudad hambrientos de contacto femenino.
  • Descubrir el paseo costero de San Gabriel. En Lentas Maravillas, una exquisita casa de té, tenés una vista del atardecer de la bahía de Colonia. Está escondida en la calle Santa Rita 61 y ofrece a los comensales un living con sillones y un jardín, ambos imperdibles. Te recomendamos los brunchs y su especialidad: la torta de nutella.
  • Visitar una bodega y degustar el tannat, cepa típica uruguaya. Tenés varias opciones, pero las más destacables son la Bodega Turística Bernardi y la Bodega Los Cerros de San Juan, que ofrece una recorrida por sus viñedos, por el sector de elaboración y crianza y una degustación final.




Consejos para viajar a COLONIA

  • El medio de transporte más rápido y efectivo es, sin lugar a dudas, el barco. La opción tradicional es el servicio que ofrece la compañía Buquebus, aunque no es el más económico. Sino también podés probar el servicio de Colonia Express, con tarifas más baratas, o la Cacciola Viajes, que parte desde el Tigre y ofrece el mejor precio del mercado.
  • Las mejores ofertas de hoteles en Colonia del Sacramento las encontrás en temporada baja, que concide con los meses de mayo a septiembre, con excepción de las vacaciones de invierno y feriados puente.
  • Si viajas por varios días podés alquilar un auto y visitar Carmelo, una pequeña población de 18 mil habitantes con un pintoresco puerto y una excelente oferta hotelera. Narbona, el famoso Lodge de Vinos, ofrece un excelente restaurant con viñedo y es uno de sus atractivos imperdibles.
  • Si no queres recorrer la ciudad a pie, podés alquilar una bici, una moto o incluso carros de golf. La empresa MotoRent ofrece buenos precios.