Hoteles en BARCELONA

Barcelona es una ciudad cosmopolita, fascinante y única, que combina una activa vida cultural con impresionantes playas a la orilla del mar Mediterráneo. Cuna de importantes obras de arquitectura como La Sagrada Familia de Antonio Gaudí, su trazado urbano alberga restos romanos, barrios medievales y obras vanguardistas del siglo XX. Podrás disfrutar de salidas de tapas y de la gastronomía típica mediterránea, a base de mariscos, pescados, productos de huerta, embutidos y aceite de oliva; y, si te gusta el turismo gastronómico, lo que no debés dejar de hacer es probar su famosa cocina molecular o nouvelle cuisine, la escuela de origen catalán que se viene desarrollando desde los 90s y que está enfocada en crear nuevas texturas y sabores. 



El combo no estará completo si en tu recorrido no incluís un paseo por Las Ramblas, el paseo marítimo, la playa Barceloneta, el castillo de Montjuic, los museos de arte moderno y el tan aclamado estadio Camp Nou del Barça. Si estás planeando tu viaje, se cuidadoso a la hora de reservar hoteles en Barcelona, querrás estar próximo a los principales atractivos de la ciudad y sumergirte en su ambiente ecléctico y dejarte llevar por cautivante cultura.

Dónde hospedarse en BARCELONA


Existe una gran variedad de hoteles en Barcelona, las opciones de hospedaje van desde lujosos hoteles hasta pensiones y albergues juveniles. Para aquellos viajeros que prefieren estar cerca del centro, una buena elección es el barrio Gótico, con sus construcciones medievales y bares de tapas, o el distrito de El Ensanche (o L´Eixample), por su cercanía con los principales puntos de interés, transporte público y paseos de compras. Si buscás alojamiento frente al mar, en Playa Icaria encontrarás los más exclusivos hoteles de Barcelona. Tené en cuenta que la red de metro de Barcelona funciona muy bien y conecta todos los barrios, por lo que aconsejamos que busques alojamiento cerca de alguna estación de metro.

Razones para conocer BARCELONA


  • Visitar las obras de Antonio Gaudí. Las piezas de arquitectura más destacables son La Sagrada Familia –el gigantesco templo neogótico que se está construyendo desde 1882–, la Casa Milá –también conocida como la Pedrera–, el Parque Güell, la Casa Batlló, la Torre Bellesguard –también llamada Casa Figueras– y la casa Calvet.
  • Disfrutar de las Playas de Barcelona. A lo largo del litoral de la ciudad se extienden 9 playas junto a un paseo marítimo ideal para recorrer a pie. Las playas más populares son la Barceloneta, la Playa Icaria y la Playa Somorrostro.
  • Recorrer el el Barrio Gótico. Este barrio emblemático se extiende desde Las Ramblas, hasta la Vía Laietana y desde el Paseo de Colón hasta la Plaza de Cataluña. El paseo te invitará a detenerte en puntos de interés como la Plaza del Rey, la Plaza Real, la Catedral, y la calle peatonal Carrer del Bisbe.
  • Vivir su intensa vida nocturna. La zona más activa se concentra en el paseo marítimo de la Barceloneta y las discotecas de la Villa Olímpica. También encontrarás una excelente oferta de bares, restaurantes y boliches en la calle Aribau, próxima al Paseo de Gracia y las calles María Cubí y Santaló. Por último, el barrio de Eixample está repleto de bares de tapas ideales para recorrer con amigos durante la noche.



Consejos para viajar a BARCELONA


  • La mejor época para comprar vuelos a Barcelona es desde mayo hasta finales de julio, porque vas a poder disfrutar tanto de las playas como de la ciudad. Esta época coincide con la primavera y el comienzo del verano, antes de que las temperaturas lleguen a su punto máximo.
  • Para ver un partido del Barcelona, te recomendamos comprar las entradas en la página oficial del club con anticipación. Así conseguirás buen precio y evitarás quedarte afuera.
  • Si estás buscando hoteles baratos en Barcelona, te recomendamos alojarte lejos de la zona céntrica de la ciudad o planear tu viaje durante la temporada baja, que va de agosto a noviembre.
  • El transporte público en Barcelona es muy eficiente y cuenta con precios razonables. La red de metro conecta sus 10 distritos y también otros municipios del área metropolitana. Dos líneas de sus líneas recorren la ciudad de norte a sur, y una flota de buses y trenes completan el servicio llegando a casi cualquier punto.
  • Te conviene sacar comprar tarjetas para el transporte público –como la T-10 válida para 10 desplazamientos–. Te van a servir para pagar menos por los pasajes y podés comprarlas en las paradas tanto en efectivo como con tarjeta de crédito.
  • Si estás pensando visitar ciudades cercanas como Gerona o Tarragona, ambas a menos de 1 hora de viaje, te recomendamos alquilar un auto en Barcelona.