El vuelo más largo del mundo. Y cómo sobrevivir a él.

El jueves 11 de octubre salió desde Singapur con destino a Nueva York el vuelo más largo del mundo. Tardó 18 horas y 45 minutos y recorrió 16.700 kilómetros.

¿Qué harías en esos 1.125 minutos? Sí, ¡en minutos parece todavía más largo!

A mí se me ocurrieron estas ideas para matar el tiempo arriba del avión:

DORMIR

Afortunados aquellos que se duermen en cualquier lado, en cualquier contexto y en cualquier posición. Bien por ustedes, los envidio sanamente. Pero la mayoría de los mortales necesitamos que se den determinadas condiciones para conciliar el sueño: oscuridad, silencio y una posición confortable. Bueno, olvídate, porque nada de eso ocurre en el avión. Bebés que lloran, luces que se encienden y asientos con poco espacio, tres clásicos ineludibles de todo vuelo. Así que hay que tener algunos truquitos bajo la manga para sacar a relucir en esos momentos de extrema necesidad:

  • Tomate una copita de vino o de otra bebida alcohólica. A mucha gente la ayuda a relajarse y conciliar el sueño.
  • Llevate una almohadita para tener al menos cómoda la cabeza. Y antifaz para taparte los ojos, si la oscuridad es un bien muy preciado para vos a la hora de dormir.
  • Cuando reserves tus asientos en el avión, procurá que no sean los de atrás de todo, porque esos no son reclinables (la muerte misma en un vuelo de muchas horas). Y siempre preguntá si están disponibles los asientos de las salidas de emergencia, que tienen mucho más espacio para las piernas. Eso sí, si el vuelo es internacional, probablemente tengas que saber inglés para ocupar esos asientos.
  • Otra alternativa, riesgosa, es volar habiendo dormido poco la noche anterior. Pero eso puede jugarte una mala pasada en los trámites del aeropuerto…
  • Escuchá música para relajarte o mirate alguna peli aburrida. Esa también es buena.

COMER

Uno de los mayores placeres de la vida, sin duda. Y no hay nada que te impida hacerlo en el avión todas las veces que quieras. Más allá de las comidas que te brinde la aerolínea, podés darte gustitos y llevarte cosas que te encanten. Dejate llevar por las tentaciones en el free shop y comprate todos esos chocolates que no solés comer. Si vas a pasar más de la mitad de tu día en el aire a 10.000 metros de altura, te lo merecés.

LEER

¿Tenés un libro que querés leer hace meses y nunca encontrás el tiempo para leerlo? ¿O lo empezaste, pero no llegaste a terminarlo? ¡Este es TU momento! Y si no es un libro, podés leer una revista de viajes, de chimentos, de deportes, de negocios, ¡de lo que quieras! Si no la trajiste de tu casa, podés comprarla en el free shop. Si sos de leer los diarios, generalmente los aviones suelen tener disponibles periódicos de varias partes del mundo, así que ahí vas a contar con bastante material para entretenerte.

MIRAR PELIS

Gran actividad para realizar durante un vuelo. Si no podés dormir ni leer y ya comiste hasta reventar, ponete a ver pelis, no falla. Muchas aerolíneas tienen estrenos que están en el cine o incluso pelis que aún no llegaron a nuestro país. Si no encontrás estrenos que te copen, hay otras dos alternativas. Podés ver un clásico que nunca te hayas dado el tiempo para ver (yo vi ET en el avión. Y sí, me lloré todo), es un buen momento para saldar cuentas pendientes. O también podés ver esa película que nunca te cansás de ver; esa que viste 20 veces, que ya casi te sabés de memoria, pero que enganchás en la tele y te quedás viendo, siempre (en mi caso, Bridget Jones es un claro ejemplo).

MIRAR SERIES

No, no es lo mismo mirar pelis que mirar series. Es otro deporte. Y este se popularizó muuuucho en los últimos tiempos. Si tenés tantas horas de vuelo, podés llegar a ver temporadas enteras arriba del avión. ¿Tenés insomnio? Esta es la actividad que necesitás. Arrancá alguna de esas series de las que todos hablan y vos no viste. O podés seguir el mismo razonamiento que para las películas y mirar una serie clásica o esa en la que ya conocés todos los chistes y te reís de nuevo, una y otra vez (Friends sería esa serie para mí).

LIMPIAR Y ORGANIZAR ARCHIVOS EN EL CELU

Aaah, ¡esta no la tenías eh! Poné el celular en modo avión y empezá a borrar todas las fotos y videos de whatsapp y luego ordená los archivos de la galería en carpetas temáticas. Te vas a colgar viendo imágenes de hace tiempo que te habías olvidado de que estaban ahí. Sin darte cuenta, vas a haber pasado horas haciendo eso. Y además de entretenerte, cuando llegues a destino vas a tener el celu con más memoria disponible para sacar las 54.678 fotos que quieras sacar. Pruébenlo y me cuentan.

HABLAR CON EL/LA DE AL LADO

Si viajan acompañad@s, esta actividad es casi innecesaria de señalar. Pueden salir conversaciones sobre temas existenciales con los parientes o amig@s que estén en el vuelo. Pero me voy a detener a alentar a l@s aventurer@s que viajan sol@s a que se animen a iniciar una conversación con la persona que tengan al lado. Primero tanteen, claro. No se tiren a la pileta si no hay agua, mínimo sentido común les pido. Si ya hubo miradas cómplices, alguna sonrisa de cortesía, un pedido de permiso para pasar al baño, tal vez ya puedan iniciar una charla. Y aunque no vuelvan a verla nunca, esa persona pudo solo haber tenido la loable tarea de hacerles más ameno su vuelo. Y no es poca cosa.

JUGAR

Un verbo que no solemos usar mucho en la vida adulta. Jugar es una muy buena opción para pasar amenamente el tiempo que tenemos arriba de un avión. Se puede jugar en soledad, con el celu o con papel y lápiz (haciendo autodefinidos, palabras cruzadas, sopa de letras, etc etc), y también se puede jugar de a dos, al tutti frutti, a las cartas, a los dados (ojo que no hagan mucho ruido cuando los tiren sobre la mesita para no despertar al resto de los pasajeros, prueben poniendo una prenda de ropa encima).

ESCRIBIR/DIBUJAR

Fáciles de implementar. Aptas para cualquier edad. Te llevás lo que necesites, lápices, crayones, marcadores, papel y podés hacerlo mientras escuchás música. Planazo.

¡Ojalá les sirvan estas opciones para matar el tiempo en un vuelo de muchas horas! ¿A ustedes se les ocurrió alguna otra idea?