¿Qué hacer en una turbulencia?

Si miramos el cielo un día de sol, podemos tener la impresión de que todo está quieto. Aunque no nos demos cuenta, está en continuo movimiento. En algunas zonas aparecen perturbaciones en forma de remolinos; lo que normalmente conocemos como “olas del cielo”. Ahora bien, ¿cómo se vive arriba del avión una turbulencia? 

Cuando el avión está pasando por una turbulencia, vas a sentir que estás pasando por una calle llena de pozos. Pensá en eso. Si te pone nervioso, poné la música al máximo, cerrá los ojos e imaginá que vas en auto en una ruta de tierra. Nada mejor que llevar esa situación a algo que conocés y que es común para vos.

 

De todas formas, las turbulencias no representan una amenaza para el avión, ni para los pasajeros. Los aviones pueden soportar turbulencias mucho más severas. Además, cuentan con radares que ayudan a los pilotos a detectar y estimar la intensidad de una turbulencia.

Si nunca volaste, es probable que no sepas qué tan grave es “tu” turbulencia. Te lo resumimos así:

Turbulencia leve: Vas a sentir que se mueve. Vas a sentir que el cinturón te aprieta un poco. Vas a sentir que todos están tranquilos y que la tripulación trabaja como si nada.

Turbulencia moderada: Vas a sentir que el cinturón te presiona. La tripulación va a pedir a todos que vuelvan a sus asientos. Pero ellos van a seguir trabajando como si nada, con ciertas precauciones. El servicio no se interrumpe.

Turbulencia intensa: O te sentás y te ponés el cinturón o podés darte la cabeza contra el techo. El servicio a bordo se ve interrumpido durante la misma. Una que otra persona grita. ¿Vos? Vos no. Te acordás de Avantrip y pensás en el camino con pozos.

Por comodidad de todos, los tripulantes van a evitar siempre cualquier tipo de turbulencia. Posta, una turbulencia intensa es muy poco probable.

Por último te dejamos una lista de cosas que tenés que hacer durante una.

  • Relajate y aceptala como algo natural. No te aferres de los descansabrazos porque vas a terminar tenso. Los brazos sueltos.
  • Ajustá tu cinturón y guardá tu bandeja así no te golpeás.
  •  Guardá cualquier objeto que ande suelto por ahí.
  • Si te molestan mucho, evitá elegir asientos en la parte trasera del avión, en esa zona se siente mucho más el movimiento. (Y bajás último.)
  • Mirá a la azafata. Si está tranquila, no tenés de qué preocuparte.

¿Y vos? ¿Qué experiencia tenés con turbulencias? ¿Algún otro consejo?