5 ideas para ahorrarte el alojamiento en tu próximo viaje

¿Querés viajar por el mundo y no tenés guita? La historia de nuestras vidas. Pero tranqui, no te desmoralices, hay algunas cosas para hacer al respecto. Y una de ellas es no pagar alojamiento. ¿Cómo? Te dejamos cinco alternativas:

WWOOFING (World Wide Opportunities in Organic Farms)

Te aseguramos que vas a vivir unas vacaciones distintas (¡y productivas!) Con esta opción, podés alojarte en casas de campo a cambio de hacer diferentes tareas en granjas orgánicas. Son 4 a 6 horas al día de trabajo. Hay 88 países que ofrecen este tipo de viajes y unas 6000 granjas en las que colaborar; Nueva Zelanda, Nepal e Irlanda son algunos de los destinos con más demanda. En WWOOF vas a encontrar varias opciones para lanzarte a la aventura.

VOLUNTEERING

Cada vez son más las personas que deciden dedicar tiempo a tareas solidarias durante sus viajes, una experiencia de lo más gratificante que, además, te permite alojarte y comer sin pagar nada. Las jornadas son de 4 a 6 horas y los fines de semana los vas a tener libres para pasear. Entre las plataformas que ofrecen este tipo de viajes, están Workaway o la española Haces Falta.

CREWING

Los amantes del mar van a bancar el Creewing como la mejor opción para recorrer el mundo. La idea es enrolarte en un barco (que vaya rumbo al destino que quieras) y ofrecer tu trabajo a cambio. No es necesario tener conocimientos de navegación, ya que se pueden realizar tareas de cocina o limpieza, pero sí es recomendable para aumentar tus posibilidades de quedar entre la tripulación. En la web Find a Crew vas a ver los diferentes barcos e itinerarios.

HOUSESITTING

Hay gente que pasa mucho tiempo afuera de su casa, ya sea por trabajo o por placer, y en lugar de dejar sus hogares vacíos, prefieren que alguien los cuide y los mantenga en condiciones para su vuelta. En la actualidad, existe un amplio abanico de aplicaciones y webs que conectan a los viajeros con este tipo de propietarios. Los interesados tienen que inscribirse respondiendo un cuestionario para armar su perfil. Así, los propietarios tienen a su disposición las fichas de los candidatos que se ajustan más a lo que buscan. En la mayoría de los casos, es necesario, además de hacerse cargo de la casa, cuidar de sus mascotas. Entre las opciones disponibles, están Housecare, con una inscripción anual de 50 euros, o Mind my House, que sale unos 20 euros por año.

INTERCAMBIO DE CASAS

Podés ver un ejemplo de esta manera de alojarse en la peli “El descanso” (“The Holiday”, en inglés). Es una comedia romántica protagonizada por Cameron Díaz y Kate Winslet, que intercambian sus viviendas entre Estados Unidos e Inglaterra y terminan encontrando el amor en ese viaje (obvio). La idea es seleccionar un destino y preparar tu casa para que otros puedan disfrutarla. Los propietarios suelen ofrecer, además de sus hogares, diferentes recomendaciones de restaurantes y planes para hacer en el lugar. Home for HomeHome Exchange son algunas de las plataformas que podés consultar.

 

Fuente: Hola

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *