Los diez lugares en el mundo donde se come el mejor chocolate

Bruselas (Bélgica)

Cualquier apasionado del chocolate sabe que Bélgica es uno de los mejores países del mundo para los amantes del cacao. No dejen de visitar el barrio de Sablon, epicentro dulce de la capital belga. Tampoco pueden irse sin darle un bocado al delicioso chocolate Coté D’Or que vas a encontrar encontrar en cualquier tienda o descubrir los aromas del famoso praliné en su lugar de origen: las Galerías Reales de Bruselas.

Villajoyosa (España)

Además de casas de colores y hermosas vistas al mar, este pueblo de la región española de Alicante es un paraíso chocolatero. Ahí nació la marca Valor, una de las más consumidas del país. Creada en 1881, fue dirigida por cinco generaciones de maestros chocolateros  En las inmediaciones de la fábrica, oodés visitar el Museo del Chocolate Valor. Además, te recomendamos que pruebes los Chocolates Clavileño o Pérez.

Broc (Suiza)

Cuando pensamos en chocolate, tal vez el primer país que se nos viene a la cabeza es Suiza. Uno de los pueblos chocolateros por excelencia es Broc, donde Maison Cailler se encarga de elaborar, desde 1818, uno de los mejores chocolates del mundo, especialmente desde su fusión con la marca Nestlé. Ya que estás en Broc, podés aprovechar para conocer el famoso lago Gruyères y de paso quemar algunas calorías…

Acra (Ghana)

Justamente fue Suiza la responsable de sembrar el germen chocolatero en África. El primer bar de chocolate fue inaugurado en Acra en 1840 para terminar combinando sus granos de chocolate con extracto de avellana, dando como resultado chocolates como los de la marca Golden Tree. Actualmente, varios artesanos se dan cita en la ciudad de Acra, la más grande de Ghana, a través de golosos templos como MaxMart 37, el mercado del W.E.B. DuBois Centre o Bon Chocolat Ghana.

Oaxaca (México)

Los expertos no dudan de que los primeros bocados de chocolate nacieron acá en tiempos de los mayas (la palabra para nombrarlo era xocoatl). Podés probar, desde el chocolate líquido a la pimienta que vende La Soledad, toda una eminencia local, hasta los deliciosos moles con extra de chile que bañan los mejores platos típicos. Recorré la calle Francisco Javier Mina, también conocida como la Calle del Chocolate.

Melbourne (Australia)

En esta ciudad hay un parque temático de chocolate, al mejor estilo de la película de Willy Wonka, que se llama Phillip Island Chocolate Factory. Tiene bares de chocolate y, atentos, la cascada de chocolate más grande del mundo, por la que caen ¡¡¡400 kilos!!! de chocolate cada tres minutos.

Salvador de Bahía (Brasil)

Considerado como uno de los principales productores de chocolate del mundo, Brasil encuentra en el estado de Bahía el 95% de su elaboración total. Este imperio del chocolate se despliega en forma de granjas tropicales y establecimientos únicos, como la Fabriquinha de Chocolate, tiendas donde Nestlé convive con la marca nacional Mondélez. Además, se pueden hacer tours en la región para recorrer la ruta del chocolate.

Nueva York (Estados Unidos)

Puede que a Nueva York le falte historia chocolatera, pero lo compensa con sus variadas propuestas. Nada mejor que oler los granos de Madagascar y Venezuela que maceran los sabores de Fine & Raw, los bombones de chili tailandés de Kee’s Chocolates o las papas fritas de chocolate de Royce’, de origen japonés. Y te sugerimos que te des una vuelta por Magnolia Bakery para probar los chocolates y muffins de la pastelería que se hizo famosa con la serie Sex and the City.

Turín (Italia)

Cuenta la historia que, en 1560, el artesano Enmanuel Filiberto de Saboya preparó la primera taza de chocolate caliente. Desde ese momento, Turín se convirtió en el epicentro dulce de Italia. Vas a poder degustar el Bicerin, una bebida de cacao con café nacida en el siglo XVIII, los bombones gianduiotti y, obviamente, el famoso Nutella, que fue creado en esta ciudad por Pietro Ferrero

Soufriere (Santa Lucía)

La isla caribeña de Santa Lucía, ubicada al norte de Venezuela, es un lugar, que aparte de tener selvas y playas de ensueño, se especializa en chocolaterapia. Concretamente en el Boucan by Hotel Chocolat, el visitante va a encontrar la más antigua plantación de cacao de la isla convertida hoy en catorce suites de lujo con estanques de chocolat y una infinity pool (pileta infinita) ¡rellena de cacao!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *