Los 5 atardeceres que tenés que ver antes de morir

Por algo le dicen “la hora mágica”. Es que ese momento en el que el sol se oculta en el horizonte nos proporciona un único instante de paz, admiración y felicidad. Un instante con una luz perfecta para sacar las mejores fotos, de esas que no necesitan filtros en Instagram.

Sin más preámbulos, estos son, para nosotros, los cinco atardeceres que no te podés perder:

– Santorini, Grecia. Es uno de los grandes destinos turísticos del Mediterráneo debido a sus playas, su gastronomía, pero, sobre todo, a su puesta de sol. El mejor lugar para contemplarla es el pueblo de Oia.

– Estambul, Turquía. Las inconfundibles siluetas de las mezquitas se recortan en el cielo anaranjado y se reflejan en el Mar Bósforo. Para poder disfrutar de esta maravillosa vista panorámica, recomendamos hacerlo desde un barco.

– Holbox, México. El paraíso secreto de la Riviera Maya. A dos horas de Cancún, encontrarán esta isla con agua cristalina y atardeceres inolvidables sobre el mar. Aprovechen para ir pronto antes de que se haga famosa y se llene de gente.

– Avenida de los Baobabs, Madagascar. Este camino de árboles cuenta con ejemplares de 30 metros y mil años de antigüedad.  Un paisaje majestuoso para admirar la caída del sol.

– Parque Nacional de Masai Mara, Kenia. Contemplar el ocaso en la sabana africana, donde el Dios Ra se despide inmenso y los animales parecen figuras recortadas sobre el cielo rojo es una experiencia mágica.

Ahora te toca a vos: ¿cuál es tu atardecer preferido?