Las maravillas arqueológicas más impresionantes del mundo

Si sos de los que se interesan por las civilizaciones antiguas, esta nota es para vos. Si sos de los que no, esta nota también es para vos. Cuando termines de leerla, vas a querer conocer estos lugares. ¿Apostamos?

Teotihuacán

Cuando pensás en ruinas mexicanas, seguramente lo primero que te venga a la cabeza es Chichen Itzá. Peeeero nosotros nos quedamos con la ciudad azteca, “el lugar donde los hombres se convierten en dioses”. ¿Por qué? Porque se puede subir a las pirámides (en Chichen Itzá no). Y porque desde ahí arriba tenés una vista completa y espectacular de toda la ciudadela (en Chichen Itzá todas las construcciones están separadas). Si vas de día, tenés que ponerte protector, gorra o llevar un paraguas. No te sientas ridículo porque mucha gente lo hace. Es fundamental porque no hay sombra. Nada de sombra. También podés ir de noche a un espectáculo de luces muy copado. Igual no menospreciemos las ruinas mayas, que también valen la pena.

Petra

Nunca viste nada igual. Los templos tallados en piedra son una cosa de locos. El más famoso es el de la peli de Indiana Jones (el que está en la foto), pero vale la pena seguir caminando y subir la montaña para ver el templo que está en la cima. Si te animás, podés subir en burro. El animalito da zancadas en cada peldaño y vas a ver que los guían niños de 8 años, pero no temas que son unos genios y la tienen re clara. Te recomendamos que te quedes hasta la noche y vuelvas con la luz de la luna.

Tikal

Es la más grande de las ciudades mayas. Se calcula que vivían ahí 90.000 personas. Queda en la selva tropical de Guatemala, donde entre las grandiosas pirámides también vas a encontrar monos aulladores, tucanes, loros, zorros y muchas otras especies de animales. Dicen los especialistas que aún hay muchas construcciones ocultas en la selva.

La pirámide de Guiza

La pirámide de Guiza es la más antigua de las 7 maravillas del mundo y fue construida alrededor del 2570 a.C. a partir de 2,5 millones de bloques de piedra caliza. Fue el edificio más alto de la Tierra por 3800 años. Queda en el Cairo, Egipto. En la foto, delante de la pirámide, pueden observar la Gran Esfinge, una escultura monumental, ícono del arte egipcio. La esfinge permaneció durante muchos siglos prácticamente enterrada bajo la arena del desierto y sólo era visible su cabeza. Luego se hicieron sucesivas excavaciones y se liberó la escultura hasta lo que se ve hoy.

La muralla china

Es, sin lugar a dudas, una de las más grandes obras de arquitectura civil de la historia de la Humanidad. Llegó a medir más de 8.000 kilómetros de largo, ¡lo que equivale a decir que podía extenderse a lo largo de casi toda la República Argentina! Pero hoy en día sólo se conservan un 30% de las murallas originales, que fueron construidas a partir del siglo V a.C. para proteger la frontera del imperio chino.

La armada de terracota

Se trata de uno de los más impresionantes hallazgos arqueológicos de la historia, donde hay más de 8.000 figuras de guerreros en tamaño real, con los que el primer emperador de China, Qin Shi Huang, se hizo enterrar. Parece ser que tardaron mucho tiempo en encontrar este lugar porque toda persona que había participado del proyecto fue asesinada para que no revelara el secreto. Si pensás viajar a China, no podés dejar de ir.

Machu Picchu

La ciudad inca está considerada una de las 7 maravillas del mundo moderno y es tal vez el sitio arqueológico más famoso y visitado por los turistas. Construcciones impresionantes, con rocas gigantes que nunca entendés cómo hicieron para subirlas hasta ahí arriba en el siglo XV. ¡Y encima no usaron cemento para sus uniones! Inverosímil. Hay que ir. Si te animás, recomendamos subir a la montaña Huayna Picchu, donde vas a tener una vista diferente a la clásica que ves en las fotos. Sacá los pases con anticipación porque hay sólo dos horarios a la mañana para subir.

La Acropolis

Bueno, acá no necesitamos demasiada justificación para afirmar que la Acrópolis de Atenas es un legado cultural emblemático de uno de los imperios más importantes que haya existido en Occidente. Está ubicada en una cima, a 156 metros sobre el nivel del mar, por lo que puede verse desde toda la ciudad. Posee tres templos de mármol: el Partenón, el Erecteion y el templo de Atenea Niké. Todos estos monumentos fueron construidos en la época dorada de Atenas, durante el siglo V a. C.

La isla de Pascua

Esta isla de la polinesia chilena es uno de los destinos turísticos más populares en Sudamérica. Tiene volcanes, playas, acantilados y las famosas estatuas enormes, conocidas como moais. Los Rapanui, antiguos habitantes de la isla, creían que el “mana” (energía espiritual) de las personas importantes continuaba existiendo después de su muerte, por eso construyeron los moais.

Angkor

Dicen los suertudos que fueron a este lugar que es el más extraordinario que vieron en sus vidas. Ubicado en Camboya, Angkor fue la capital del Imperio Khmer desde su fundación a principios del siglo IX hasta su abandono, en el siglo XV, cuando la ciudad cae en manos del pueblo Thai. Parece que necesitás dos días para recorrerlo, porque tiene una cantidad de templos y una extensión descomunal. ¿Vieron la foto donde las raíces de los árboles se comen a las construcciones? Simplemente espectacular.

¿Y? ¿Te convencimos de visitar alguno de estos lugares? ¿Ya conociste alguno? ¡Contanos!