La vida es un carnaval

Que se te va pasando el tiempo mujer

y que la vida se te va.

Solo te pido que te vuelvas de verdad

y que el silencio se convierta en carnaval.

Nada se compara con el clima de carnaval. La gente está feliz, desacatada, desinhibida. Todo está permitido, todo vale, todo es alegría, celebración y color.

El mundo nos ofrece carnavales inolvidables e imperdibles. Te recomendamos estos 5:

Venecia, la fiesta de las máscaras

Originario del siglo XII, el Carnaval de Venecia nace de manos del pueblo para satirizar y mofarse de la clase política. Cuando el ejército de Napoleón ocupa la ciudad, el carnaval se prohíbe por miedo a las conspiraciones y no es hasta 1979 cuando se retoma la tradición. El ícono del Carnaval de Venecia son las máscaras. Los participantes invierten verdaderas fortunas para disfrazarse y pasear por los callejones de la ciudad.

Durante diez días, la elegancia y el glamour están presentes en los espectaculares desfiles de disfraces de la plaza San Marcos, en los grandes bailes públicos y privados y en las procesiones de barcos tradicionales por los principales canales de la ciudad.

Río de Janeiro, alegría nao tem fim

El rey de los carnavales. Todos soñamos alguna vez con poder ir. 5 millones de personas asisten por año a este famosísimo evento.

Carrozas, disfraces, color, música y samba -mucha samba- son los principales ingredientes. El espacio icónico del desfile oficial es el sambódromo, pero el clima y la fiesta copan todos los rincones de la cidade maravilhosa, con blocos de rua que tocan y bailan en las calles. Los barrios con los blocos más populares son Copacabana, Ipanema, Botafogo, Santa Teresa y Lapa. Una oportunidad única para contagiarse de la alegría carioca.

Sin embargo, este maravilloso carnaval es el resultado de mucho tiempo de preparación. Durante meses, las scolas do samba preparan las comparsas, que en ocasiones pueden llegar a tener hasta cinco mil participantes.

Jujuy, la celebración de los rituales

Los pueblos de la Quebrada de Humahuaca combinan la celebración de Carnaval con sus rituales vinculados a la tierra (Pachamama).

La fiesta comienza el sábado anterior al fin de semana de Carnaval, cuando grupos de comparsas llegan a las laderas de los cerros para desenterrar al “diablo”, que fue enterrado al finalizar el carnaval del año anterior.

Una vez desenterrado “el diablo” se tiran bombas de estruendo y la comparsa comienza a descender a los pueblos bailando al ritmo de músicas tradicionales, como el carnavalito jujeño. En todas las comparsas hay músicos con trompetas, redoblantes, trombones, saxo y bombos. Todos están disfrazados y la tradición es tirarse harina o talco. Muchos llevan ramas de albahaca (se la considera afrodisíaca). Las comparsas tienen un estandarte que las identifican y recorren las calles del pueblo, donde en diferentes casas sus integrantes son invitados a beber.

Después de desfilar por las calles, las murgas se reúnen en puntos determinados, denominados “fortín”. En estos lugares se arman peñas con música y baile hasta el amanecer.

Nueva Orléans, Mardi Grass

La influencia francesa y los colores púrpura, verde y dorado, que simbolizan justicia, fe y poder, están muy presentes en la puesta en escena del carnaval más famoso en Estados Unidos, que se remonta a principios del siglo XVIII.

Las celebraciones se prolongan durante semanas con desfiles de carrozas, bailes de máscaras y, por supuesto, con los king cakes (una especie de rosca de reyes muy típica), hasta los días previos al Mardi Gras (martes graso). Es entonces cuando la fiesta llega a su punto más álgido, con los desfiles organizados por las krewes- las peñas carnavalescas- en su mayor esplendor, con algunas carrozas que cuentan con invitados ilustres que lanzan collares y juguetes al público. Todo el mundo sale a las calles disfrazado.

Barranquilla, la batalla de las flores

Este carnaval es una fusión entre la tradición católica y antiguas fiestas paganas y se convirtió en una cita ineludible llena color, música y el baile, con la cumbia colombiana como protagonista.

La batalla de flores anuncia el comienzo de cuatro días de fiesta y diversión, con desfiles de carrozas, comparsas y grupos de baile, que fusionan 3 tipos de danzas populares: la cumbia, que simboliza el cortejo de la pareja; el garabato, que marca el triunfo de la vida sobre la muerte; y la danza del Torito,que representa el símbolo mayor del Carnaval. El festival de orquestas y la presencia de personajes populares como la Reina, el Rey Momo o el Hombre Caimán terminan con el entierro de Joselito Carnaval.

¿Fuiste a alguno de estos carnavales? ¡Contanos!