“Roma es historia viviente”

Entrevista a Florencia Cugliari, especialista de Avantrip en Roma

Parada obligada para muchos en un primer viaje a Europa, la capital italiana no es una ciudad que pase inadvertida. Entrevistamos a Florencia Cugliari, especialista de Avantrip en Roma, para que nos cuente cuáles son los lugares imperdibles y los “tapados”, qué cosas hay que probar sí o sí, cómo es la cultura romana y ¡mucho más!

Si estás pensando en viajar a Roma, comunicate al 0810-222-0741 y pedí por Florencia Cugliari. ¡Te va a saber asesorar mejor que nadie! 

¿Cómo te convertiste en especialista de Roma?

Fui dos veces a Roma, estuve en 2016 y 2017. Roma siempre fue un sueño para mí, desde muy chiquita lo quería conocer. Aparte por el lado de mi familia, que tengo raíces italianas, y además estudio italiano y quería poder ponerlo en práctica.

Pienso que Roma no te es indiferente. La gente ama Roma o no le gusta. ¿Por qué dirías que hay que conocerla?

Más allá de que es una de las ciudades más importante de Europa, es una ciudad que creo que combina todo, combina historia, arte, comida, es una ciudad enorme donde podés encontrar gente de todos los países. Es mi ciudad favorita. Creo que es hasta una obligación conocer Roma, si vas a Europa tenés que ir a Roma. Es mucho lo que aprendés, es mucho lo que conocés. Es como viajar al pasado. Te imaginás todo el tiempo cómo hubiese sido estar ahí hace 2 mil años, ves el Coliseo y decís: “Pensar que acá había lucha de gladiadores” y si a uno le gusta la historia, como a mí, es fascinante. Te abre mucho la cabeza. Y además la comida de Roma es algo increíble, la pizza y el helado son…

Esa es una de las preguntas, que siempre hago, porque creo que la experiencia gastronómica es parte de conocer el lugar donde viajás. Y tenía anotado pizza, pasta y helado…

Sí, sí, esas 3 son la base de la alimentación durante los días que estés. Yo coincido con vos y le doy mucha bola a la comida cuando viajo. En Roma hay 2 pizzerías que a mí me gustaron mucho, la pizzería da Baffetto y la Montecarlo. Obviamente la pizza allá es completamente distinta a la de acá, hasta la forma de comerla es distinta porque te la sirven en un plato grande y es tan finita que hay gente a la que hasta le cuesta cortarla. Es muy rica. Y no es solo el hecho de comerla, es también ir a una pizzería y ver el barullo del lugar y cómo gritan, ver cómo sacan las pizzas todo el tiempo, ver los manteles cuadrillé rojo y blanco, es como que te transporta, a lo que vemos en las películas. Uno ya se siente italiano estando ahí.

Y los helados también son riquísimos. Hay una heladería que está justo en la Fontana Di Trevi…

¡Sí, en la Fontana Di Trevi, yo fui a esa! ¡Es espectacular!

¡Es el mejor helado que probé en mi vida! Es un camino de ida ese helado.

¿Y los cannoli? A mi mamá le gustan mucho…

Sí, son típicamente italianos. Tenés que ir y pedirte uno.

Bueno, me voy por el lado de esto que decías de entrar en esa sintonía italiana, del barullo, de lo gritos, que creo que es un atractivo también en sí mismo. ¿Cómo es la gente allá?

Creo que tenemos una conexión especial, los argentinos tenemos mucho pasado italiano, de alguna manera nos sentimos como en casa, tenemos cosas en común. Capaz no tanto como con la gente del sur… El romano es muy educado, muy amable, están siempre muy bien predispuestos porque viven del turismo. La gente en los hoteles, en los restaurantes, te hacen sentir cómodo.

¿Y cómo son particularmente con los turistas argentinos?

Siento que nos quieren mucho a los argentinos, nos reciben muy bien, te sonríen. Nos tienen mucho cariño también por el Papa. Pero incluso antes de eso, yo creo que ellos también sienten que tenemos algo en común.

Me gustaría que habláramos un poco de los imperdibles de Roma, que son muchos, y me cuentes por qué creés que son imperdibles.

Sí, son muchos. Empecemos por la Fontana Di Trevi. Está ubicada en el centro de lo que es Roma, vas a encontrar mucha gente todo el tiempo. Mi recomendación, si querés sacarte la foto con la Fontana vacía, es que vayas muy muy temprano, tipo 6 de la mañana. La Fontana es uno de mis lugares preferidos de Roma, cuando fui me transmitió mucha paz, te transporta a otro lugar, me podría quedar horas mirándola. Recomiendo mucho ir a verla de noche. Ver la Fontana iluminada es un espectáculo en sí mismo, es muy muy muy lindo.

Bueno, pasemos al Vaticano. Al Vaticano le dedicaría, si es posible, un día completo, porque tiene mucho para ver. Yo fui un miércoles, porque el Papa da la audiencia los miércoles. La plaza de San Pedro está toda llena de sillas. Uno va, hay que sacar una entrada antes.

Eso te iba a preguntar. ¿Con cuánto tiempo de anticipación hay que sacarla? ¿Cuánto sale?

Es gratis y la sacamos directamente ahí en Roma. Vas al Vaticano y hay una oficina donde ellos te dan un papel verde y con eso entrás. Si bien hay un control de seguridad para ingresar al Vaticano, donde vos tenés que pasar por un scanner, te hacen sacarte todo, como si fuera un aeropuerto, la verdad que el tema de la entrada mucho no la controlan; entran todos. Lo que sí es muy importante es el tema de la vestimenta, en eso hacen mucho hincapié, son más papistas que el Papa, jeje. De hecho, no me dejaron entrar en una iglesia a mí, la iglesia donde está la Boca de la Veritá, porque estaba en short y musculosa, y no tenía nada para taparme. En el Vaticano hay vendedores ambulantes que te venden pañuelos enormes para taparte. Tenés que cubrirte los hombros, podés ir con una remera con mangas, común, y abajo tener una prenda que te pase las rodillas. Con eso, ya está. Eso para las mujeres. Y a los hombres, que yo haya visto, no les hacen mucho problema.

Me fui por las ramas, je. Vuelvo a la audiencia con el Papa, que dura una hora. El Papa habla en todos los idiomas, saluda a todos los que están ahí, la verdad que es muy lindo, pasa con el móvil, depende donde estés sentado lo podés ver de cerca, igual hay pantallas enormes donde se ve.

Después de la audiencia, hicimos la excursión. Yo recomiendo contratar siempre la excursión, en español, con el guía. Son grupos muy grandes, así que por lo general te dan la radio y los auriculares. El guía está 30 metros adelante con un micrófono, entonces uno lo escucha como si estuviera al lado. Y hacés la excursión de los Museos Vaticanos, que es realmente hermosa, es un imperdible de Roma, vas a ver todas las pinturas, las esculturas, vas a aprender de arte, de historia; pasás por la Capilla Sixtina, donde no te dejan sacar fotos y tampoco hablar mucho. Es un lugar increíble porque ahí es donde eligen a los Papas, entonces estás en un lugar donde durante siglos y siglos la historia más importante de la humanidad pasaba por ahí. Y no podés dejar de mirar el techo, son pinturas tan lindas, tan significativas, que te atrapan.

Después pasás por algunos túneles, ves la tumba de San Pedro y terminás ingresando en la Basílica de San Pedro, que es increíble, muy imponente. Tenés el Baldaquino de San Pedro, que lo hizo Bernini, que es enorme y es lo primero que ves porque es lo más grande que hay ahí. Y está todo muy cargado de arte. No hay ningún rincón que no tenga una pintura, una escultura. Es hermoso. Te dan ganas de quedarte ahí y no salir. Bueno, eso con respecto al Vaticano.

Después otro lugar, que es obligatorio, es el Coliseo, el Foro Romano, Monte Palatino, que está todo ahí, es parte de la ciudad vieja de Roma. También recomiendo sacar la excursión con anticipación, de esa forma uno evita la cola; se forman colas muy largas. Lo que uno ve primero siempre es el Coliseo. Es otro lugar que te atrapa, tiene casi 2.000 años de historia, y te imaginás que ahí había luchas de gladiadores, que estaba todo lleno de agua en las fosas y se libraban batallas navales, que había obras de teatro, que estaba todo lleno de gente gritando. A mí me gusta mucho eso de imaginarme cómo hubiese sido en el pasado, trasladarme para esa época. Es otro lugar increíble. Recomiendo también visitarlo de noche, como a la Fontana di Trevi. Ver el Coliseo iluminado es imponente.

Y después de que terminás el recorrido por el Coliseo, se va a la parte del Foro Romano. Tenemos el arco de Tito, el arco de Constantino, muchas ruinas. Está bueno hacerlo con guía porque si uno va por su cuenta, ves esas ruinas, columnas, y no sabés qué son. Siempre está bueno aprender. Esa es la parte vieja de Roma. Mi recomendación es tomarse el metro, que no es caro, sale 1,50 euros. Y estás ahí en 5 o 10 minutos. Y cuando llegás, no estás cansado para seguir caminando. Porque Roma es una ciudad para caminar.

¿Qué más? Cerca de la zona del Coliseo, cruzando el Río Tiber, tenemos la zona de Trastevere. Es una zona hermosa, que está llena de cafés, restaurantes, mucha oferta gastronómica, los típicos lugares para sentarse y escuchar música en vivo. Es muy romano eso; también se ven las paredes de las casas donde caen las enredaderas. Hay una iglesia, que es la Santa María Trastevere: es muy linda porque es distinta al resto de las iglesias de Roma. Tiene estilo bizantino y es más antigua. Trastevere es un barrio tranquilo, hay una fuente, una plaza donde la gente se sienta, hay artistas callejeros, es un muy muy agradable.

Después, del otro lado del río, volviendo para lo que es el centro, tenemos otro lugar muy lindo, que es Piazza Navona; es una de las más plazas más grandes de Roma. Y ahí tenemos las esculturas de los 4 ríos y una representa al Río de La Plata. Son esculturas muy grandes. Esa plaza también está toda llena de restaurantes y hay mucha gente, obviamente.

Y de ahí, si seguimos avanzando, de camino a la Fontana, nos vamos a cruzar antes con el Panteón, que es de los lugares más lindos también y la entrada es gratuita. Tiene cielo abierto, hay un ojo en la parte de arriba de la cúpula. Y es muy lindo ver la forma del techo.

Cerca de ahí tenés otras plazas, hay por todos lados, hacés 2 cuadras y te vas a encontrar con una iglesia o con una plaza: Piazza-chiesa-Piazza-chiesa (nota de la entrevistadora: Chiesa significa iglesia en italiano)

La Piazza Spagna también es muy famosa, ¿no? Donde está la escalinata…

Sí, exactamente. Queda un poquito más hacia el norte, caminando se llega. Hay una fuente, una iglesia, la Trinidad del Monte. Y siguiendo para el norte, hay otra plaza también muy linda que es la Piazza del Popolo. Ahí tenemos dos iglesias muy importantes y hay una fuente también muy linda, donde hay esculturas de leones. La verdad que las fuentes de Roma son únicas.

O sea, Fontana-Chiesa y Piazza

Claro, como Pizza-Pasta-y Gelato.

Vamos con los 2 tridentes

Esos dos tridentes son Roma, tal cual, jaja.

Tenía anotado el Castillo de Saint Angelo…

Sí, es muy imponente verlo desde lejos. Me pasó de ir caminando por el borde del río y cuando llegás y lo ves de frente, te impacta. Hay que visitarlo. Para los que vieron la película “Ángeles y Demonios” (Nota de la entrevistadora: película protagonizada por Tom Hanks y basada en el libro de Dan Brown), la última escena la filman ahí.

¿Y qué otros lugares que no son tan turísticos recomendás conocer?

A mí me gustó mucho la Iglesia San Ignacio, es super barroca, es una de las más lindas que visité. Después, si les gusta mucho la historia, está la Iglesia San Juan de Letran, donde se encuentra la escalera por la que supuestamente subió Jesucristo.

Un lugar muy bueno para sacar fotos es el jardín del Palacio del Quirinale, porque es una zona que está alta. Entonces, se puede ver la cúpula del Vaticano, de lejos. Van a tener una postal muy linda de Roma desde ahí.

Para los que quieren relax y ver un poco de verde, tienen Via Borghese, un parque enorme, es como el Parque del Retiro en Madrid. Las plazas en Roma son plazas secas, así que, si uno quiere ver verde, tiene que alejarse un poco. Vale la pena. Para caminar, para tirarse debajo de los árboles, para hacer picnic. Es la mejor opción.

¿En qué zonas recomendás alojarse?

Lo ideal es estar por la zona de Piazza Navona o Piazza Spagna, esa es la mejor ubicación que hay. El tema es que ahí el hospedaje es un poco más caro. Entonces, si queremos buscar opciones más amigables al bolsillo, hay muchos hoteles 3 estrellas, con buen servicio, un poco más alejados, por ejemplo, en la zona de Termini. Termini es una zona un poco controversial, porque como está la estación, la gente suele decir que es feo, pero yo recomiendo alojarse a unas 5 cuadras de Termini para el lado de la ciudad, que es una zona tranquila y segura. Ahí me alojé la segunda vez que fui a Roma y caminaba de noche sola sin ningún problema.

La primera vez que fui me alojé en la zona del Vaticano. Está bien también. Al centro pordés ir caminando y para visitar el Coliseo, por ejemplo, te tomás el subte. Y no es tan caro como en Londres, sale 1,50 euros aproximadamente y funciona bien, tiene buena frecuencia.

Eso te iba a preguntar. Más allá del valor del euro en este momento, ¿Roma es una ciudad cara? Dentro de Europa hay ciudades muy caras y otras que no lo son tanto…

Te diría que Roma está en el medio. No es de las más caras. Para comer, por ejemplo, tenés muchas opciones. Podés comer al paso por 3 o 4 euros. Si te sentás a comer al mediodía en un lugar, podés llegar a almorzar por 12 o 15 euros. Obvio también tenés otros restaurantes más caros, depende dónde quieras ir.

Bien. También quería que me contaras un poco sobre la moda allá.

Sí, claro. Por la zona de Piazza Spagna están todas las tiendas de alta costura, una al lado de la otra. Los romanos y las romanas se visten muy bien, son super elegantes. De hecho, en Roma noté cierta similitud con Milán. Podés encontrarte romanos altos, rubios, de ojos claros, más parecidos a los italianos del norte que a los del sur.

¿Y cuál es la mejor época del año para ir a Roma? Me decías que en el verano hace mucho calor.

Para mí, entre abril y octubre, evitando julio. Por dos motivos: porque hace mucho calor y porque es muy caro.

¿Creés que hay un mínimo de días para visitar la ciudad? ¿Qué sugerís?

Si la querés conocer bien, necesitás mínimo 4 días. Obvio que si tenés 5, mejor. Pero 3 me parece poco.

Vos, que fuiste una vez sola y una vez con amigas, ¿qué tipo de ciudad es Roma en ese sentido? ¿Está bueno para ir solo, en pareja, en familia, con amigos?

Creo que Roma es ideal para ir en pareja, es muy romántica, sobre todo de noche. En verano, vas caminando y todos los restaurantes tienen las mesitas afuera con velitas y las plantas que te caen… es como un sueño.

Con amigos también está bueno porque tenés muchos lugares para salir, muchos barcitos. No podés dejar de tomarte un buen prosecco, que es un espumante.

Solo también se puede ir, porque es muy seguro y el centro lo recorrés caminando.

Termino la entrevista pidiéndote que me resumas a Roma en una frase. Roma es….

Una ciudad que te envuelve, te atrapa, es historia viviente.

1 comment

  1. Qué buena entrevista!estuve hace 2 años ,no conocía y honestamente me ENAMORE de Roma,es una ciudad en la que se respira historia a cada vuelta de esquina.BELLISIMA!!!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *