“En Nueva Zelanda, hay de todo para todos”

Entrevista a Chantal Precedo, especialista de Avantrip en Nueva Zelanda

Primera parte

Seguimos conociendo destinos maravillosos de la mano de nuestr@s especialistas de viajes que atienden día a día en el Call de Avantrip. En esta oportunidad, entrevistamos a Chantal Precedo, experta en Nueva Zelanda, un lugar que se puso muy de moda en los últimos años. Y queremos averiguar por qué.

En esta primera parte de la entrevista, Chantal nos cuenta sobre su viaje a Nueva Zelanda, algunas características de la cultura local, los lugares imperdibles para visitar y cuál es la mejor época del año para viajar allá.

Si estás pensando en viajar a Nueva Zelanda, comunicate al 0810-222-0741 y pedí por Chantal Precedo. ¡Te va a saber asesorar mejor que nadie! 

Nota: casi todas las fotos que acompañan esta entrevista fueron sacadas por Chantal durante su viaje (menos la de las cuevas de Waitomo)

¿Cómo te convertiste en especialista de Nueva Zelanda?

Todo empezó gracias a la invitación de Turismo Nueva Zelanda a que participara del FAM Tour (tour de familiarización con el destino). Ellos tienen un programa que se llama “Convertite en especialista en Nueva Zelanda”, que consta de 10 módulos que tenés que hacer, la mayoría online. Módulos sobre los destinos más importantes del país, sobre cómo manejar (porque allá manejan del otro lado, fueron colonia inglesa). Son muy estrictos en el tránsito. De hecho, te dicen todo lo que tenés que tener en cuenta si vas a alquilar una Camperbahn. Son muy correctos en todo.

¿Camperbahn es motor home, casa rodante?

Sí, eso, exactamente. Allá se usa muchísimo. Y también eso lo tienen super organizado. Vos tenés lugares específicos donde podés acampar con eso. No es que viste un lindo lugar, conseguiste dónde estacionar y te quedaste. No funciona así allá. De hecho, hay muchos lugares donde tenés que hacer reserva previa, algunos te cobran un pequeño fee, depende…Tienen super detallado dónde están, como para que vos te puedas armar un itinerario.

Bueno, volviendo a lo que hablábamos, para volverte un especialista, tenés que cursar esos 10 módulos, que como te dije, son de destinos, regiones, gastronomía, el tema de cómo conducir, cómo vender el ski, es super amplio. También tenés que asistir a alguna de las capacitaciones presenciales. Cuando terminás ese proceso, sos especialista. Para ser especialista GOLD tenés que haber ido al menos una vez al destino. Así que, según la página de turismo de Nueva Zelanda, soy GOLD.

Jajaja, genial. Pero entonces no todos los especialistas pueden viajar. ¿Cómo fue que te invitaron a vos a participar del FAM Tour y conocer Nueva Zelanda?

Le llegó un mail al gerente comercial y él pensó en mí.

¡Qué bueno! ¿Y cuándo viajaste?

Viajé a Nueva Zelanda en abril de este año.

Y antes de esto, ¿vos ya habías ido a NZ?

No, no. Había vendido el destino muchas veces, pero esta era la primera vez que iba a viajar ahí. Y no es lo mismo venderlo que ir.

Obvio. Y este FAM Tour, ¿solo lo pueden hacer agentes de viajes?

Sí, gente que labura en agencias de viajes. Porque es como una capacitación viajando.

¿Y cuánto tiempo dura? ¿Cuánto te fuiste?

Una semana.

Bueno, recién me hablaste de que están muy bien preparados para el turismo, de que son super correctos, organizados. Yo estuve investigando un poco y resulta que Nueva Zelanda tiene fama de ser un país con un alto nivel de calidad de vida, con un amplio desarrollo de los derechos humanos y civiles, libertad económica, no corrupción y muy buena educación. Suena como el mundo ideal, el que nos canta Alladín. ¿Es así?

Sí, es así. De hecho, cuando vos llegás y te dan ese formulario, la declaración jurada, que tenés que completar en el avión siempre antes de ingresar a otro país, ahí te dice que declares si traés algún artículo deportivo que ya hayas usado. Si vos no lo declarás y te lo encuentran, te pueden llegar a cobrar multas muy altas. El chico de Air New Zeland que viajó con nosotros nos contó de una chica, que se comió la banana del desayuno; en el apuro, se la metió en el bolsillo y claro, se olvidó. Y cuando pasó por la aduana le cobraron ¡400 dólares de multa!

Yo, cuando llegué, declaré mis zapatillas de trecking, mi calzado de agua también. Al pasar por la aduana, separan entre los que declararon y los que no.  Si declaraste, te hacen pasar por otro lugar. Siempre es recomendable que lo que declares lo pongas en bolsas para que puedan sacarlo de la valija fácilmente, porque te lo van a revisar. En mi caso particular, yo venía de mis vacaciones en el sur, entonces había re usado las zapas de treccking, así que las re lavé. Porque la idea, en realidad, es que esos elementos que usaste en la naturaleza de otro país no contaminen su medio ambiente. Cuidan mucho lo que es de ellos, lo autóctono. Bueno, entonces me sacaron la bolsa con las zapatillas, las revisaron y me dijeron “está todo ok” y las guardaron. A mí no, pero a otros chicos vi que les ponían sobre sus cosas como una especie de cinta scotch para ver si se pegaba algo…

Ah bueno. Super estrictos.

Sí, es tremendo. Y lo que yo no sabía, que me sorprendió, y le pasó a una de las chicas que viajaba con nosotros, es que te hacen los controles al azar, como en Estados Unidos. Y se la llevaron a la chica, y se re asustó porque no sabía ni a dónde ni por qué se la llevaban. Y ahí sí, si bien en general son amables, la policía te trata fríamente.

Entonces, decías, que en general son amables. ¿Cómo son con los turistas argentinos?

También super amables, bien predispuestos. Si no sabés inglés, podés ir igual. Se hacen entender, el idioma no es una barrera. Además, hay muchos tours en español que se pueden hacer.

Antes de arrancar la entrevista, off the record, me habías comentado que la web de Turismo Nueva Zelanda estaba buenísima porque tenía mucha info útil para l@s viajeros. ¿Qué pueden encontrar ahí?

Te dan posibles itinerarios y tours de acuerdo a la cantidad de días que vas a ir, de acuerdo a tus intereses. No hay que perder de vista que Nueva Zelanda, si bien está conformada por dos islas relativamente pequeñas, tiene todo para hacer, lo que se te ocurra: glaciares, bosques, playas de arena blanca, de arena amarilla, playas para hacer surf, buceo, snorkel, es super amplio el abanico de opciones.

De hecho, mucha gente me dice “Bueno, hago Australia y Nueva Zelanda”, porque imaginan que Nueva Zelanda “no da para mucho” y dicen: “listo, me voy una semanita y ya está”. Y no, no es así. Tranquilamente te podés ir 15 días y seguro no vas a terminar de ver todo lo que hay para ver. Entonces, la página de Turismo de Nueva Zelanda te orienta según tus intereses, porque no a todo el mundo le interesa lo mismo… Si vas por tu cuenta con auto o motorhome, te da info útil sobre las rutas y lugares para acampar; los requisitos de los parques naturales; también te sugiere actividades de acuerdo a tu nivel de preparación física. Hay caminatas que están a lo largo de todo el país que se llaman “great walks”, que en general son largas y llevan días, pero vos podés hacerlas por tramos, ir parando. O podés hacer solo los tramos que te interesen. Y no son todas de gran dificultad, hay varias que son en llano, que no tienen desniveles y no requieren mucho esfuerzo físico. Hay de todo para todos.

En los parques nacionales son super proteccionistas. Nosotros fuimos al Tasman National Park, donde había un par de hoteles y lodges que tenían paneles solares y se manejan con eso, no hay otra cosa. Obviamente te dicen que tenés que coordinar para bañarte, que te conviene bañarte a determinado horario porque el agua se calentó durante todo el día. Y pasa lo mismo en las zonas de acampe, que están super organizadas. Tenés baños químicos, que están super bien. Tenés que registrarte cuando entrás a un parque nacional por cuestiones de seguridad. Y si querés dormir ahí, te conviene reservar con anticipación, porque según la época del año que vayas, puede haber mucha demanda. Y además, también tienen lo que nosotros llamamos “refugios”, casitas compartidas, por si vos no querés ir en carpa.

Y toda esta información dispara desde el sitio de Turismo Nueva Zelanda. Después, de ahí, te llevará a las páginas correspondientes en donde tengas que hacer las reservas. Y está bueno también porque suben notas con novedades, actividades, eventos y esas cosas. Es super completa. Está buena como disparador justamente, para la gente que tal vez tiene ganas de ir a Nueva Zelanda porque “está de moda”, pero no tiene mucha idea… Al mismo tiempo, sirve como herramienta de actualización para el agente de viajes, porque los módulos de capacitación también se van actualizando.

Buenísimo. Me quedé pensando en esto de que manejan por la derecha. ¿Vos manejaste?

Yo no manejé allá, pero supongo que lo más difícil debe ser hacer los cambios con la izquierda… así que creo que estaría bueno alquilar un vehículo automático.

¿Y necesitás un registro especial?

Como en todo el mundo, cuando vos querés manejar en el exterior, tenés que sacar el registro internacional. Se saca en el Automóvil Club Argentino.

Claro, sí, en teoría es así. Pero sé que en varias partes del mundo no te lo piden. Imagino que en Nueva Zelanda sí, por lo que me venís contando…

Sí, sí, claro, seguro te lo piden, segurísimo. Te lo piden incluso para poder alquilar el auto.

Bueno, hace un ratito dijiste esto de que Nueva Zelanda está de moda. ¿Por qué creés que se puso de moda?

Para mí, por varias cosas. Primero que nada, porque es un destino muy versátil al que puede ir cualquiera: matrimonios grandes, grupos de amigos, parejas jóvenes, familias. Depende del momento de tu vida en el que estés y qué tipo de aventura quieras emprender, vas a visitar determinados lugares y no otros. Pero hay cosas para todos los gustos. No es un destino caro, se adapta a todos los bolsillos: la hotelería es excelente y muy variada. Nosotros paramos en hoteles muy buenos, uno que era super lujoso y tenía el sello “virtuoso”, que es una especie de estrella Michelin dentro del mundo del turismo. Y también tenés otros hoteles más baratos o la posibilidad de acampar.

También la versatilidad se manifiesta en lo que te venía diciendo: la increíble variedad de cosas para hacer. ¡Podés desde irte a la playa hasta hacer trecking en un glaciar!

Sí, justamente te iba a preguntar por eso, porque me llamó la atención la cantidad de maravillas naturales que hay en Nueva Zelanda: playas y glaciares, pero también lagos, fiordos, cascadas, acantilados, termas, volcanes… ¿Cuáles son los imperdibles?

¡Ah! Es muy difícil elegir. No es que no me haga cargo de la pregunta, jeje, pero depende mucho de tus intereses. Tienen toda una zona geotérmica que es impresionante. Vos vas caminando por Rotorua y ves el vapor brotando en una plaza, nunca había visto algo así. Es algo que vale la pena visitar, sin dudas. Y en Rotorua también hay una movida cultural muy grande, está el parque geotermal Wai-O-Tapu, tenés géiseres.

Desde Rotorua, podés ir a Hobbiton, que a mí particularmente no me interesaba, no vi ninguna película del Señor de los Anillos y, sin embargo, Hobbiton me enamoró, me pareció super lindo. Entonces yo te diría: a Hobbiton, aunque no te gusten esas películas, tenés que ir. Está todo ambientado como muy medieval, comer ahí con música es increíble.

Otro lugar donde estuve y que recomiendo es el Abel Tasman National Park, que es un parque nacional al norte de la isla sur, tiene playas. Ahí hicimos kayak, que me encantó.

Pero hay gente que por ahí no tiene ganas de hacer playa… y ni va a hacer casi nada de la isla norte, se va a quedar en la isla sur, donde tenés fiordos, por ejemplo. Por las dudas, para quienes no saben inglés, y muchos de los nombres están en inglés, les cuento que fiordos se dice Sounds. Entonces tenés Marlborough Sounds, que es a los que yo fui, Mildford Sounds, que son los más famosos.

¿Y los glaciares dónde están? ¿En qué isla?

Están en la costa oeste de la isla sur. Los Glaciares Fox y Franz Josef son los más grandes y visitados.

En la isla sur tenés también viñedos, hay tours para hacer en bici. Nosotros hicimos uno y ¡me encantó!

¿En la isla norte lo que más ves entonces son playas?

Sí, tenés playas, volcanes y toda la parte geotérmica. Rotorua está en la isla norte, un poquito más debajo de Auckland, hacia el este. También vi mucha cultura e historia en el norte. Es más, específicamente en la zona de North Land y Bay of Island, podés ir a Waitangi, lugar donde se firmó el tratado entre los británicos y los maoríes; allí pautaron las condiciones para ser colonia británica.

¿Y cuál creés que es la mejor época del año para viajar?

Depende de lo que quieras hacer. Es fácil de pensar porque están en nuestro mismo hemisferio… el clima es el mismo que acá. Entonces si querés hacer playa, capaz podés estirarte hasta marzo, mucho más de eso no. Yo particularmente recomendaría ir en otoño o en primavera por una cuestión paisajística, porque no tenés las temperaturas extremas y porque además es temporada media o baja. Si vas en enero, te va a salir mucho más caro.

Claro. Y otra pregunta: ¿Creés que hay un mínimo de días para recorrer Nueva Zelanda? ¿Qué recomendás?

Yo recomiendo ir 2 semanas. Con una semana podés tener un paneo del lugar, pero hay tanto para ver, que te vas a quedar con las ganas de un montón de cosas… a nosotros nos pasó con las cuevas de Waitomo.

¡Esa era una de las preguntas que tenía anotadas! Quería saber si habías ido a las cuevas de Waitomo…

No, no fuimos. Porque habían ido en el Fam Tour del año anterior. Pero a las cuevas hay que ir, sí o sí. Es un destino obligado.

Entonces sí, la verdad que hay que ir dos semanas, porque si querés ver las playas y el Glaciar y Waitomo…

Sí, sí. Es lo que yo les digo a los pasajeros. Lo que pasa es que la mayoría de la gente quiere hacer Nueva Zelanda y Australia, como te decía. Y ese es un mito que hay que romper. Piensan que Nueva Zelanda, por ser chico, no tiene tanto. Y en realidad, tiene muchas cosas para ver y para mí vale la pena conocerla sola.

¿Te quedaste con ganas de más? En la segunda parte de la entrevista, Chantal nos va a hablar sobre la ciudad de Auckland, la variada e intensa vida y oferta deportiva neozelandesa, la comida y el transporte allá.

Y acordate, que si estás pensando en viajar a Nueva Zelanda, podés comunicarte al 0810-222-0741 y seguir las instrucciones para hablar con nuestra especialista Chantal Precedo.

Comentarios

comments