“Mendoza es para todo público”

Entrevista a Carla Esteves, especialista de Avantrip en Mendoza

Hace unas semanas, empezamos a incorporar al blog entrevistas a nuestr@s especialistas de viajes que atienden día a día en el Call de Avantrip y te ayudan a armar el viaje que soñás. Arrancamos con Japón, Sudeste Asiático, Costa Oeste de Estados Unidos y hace poco, Galicia y Andalucía. Esta vez, elegimos un destino local y entrevistamos a Carla Esteves sobre Mendoza. Y lo hicimos por dos razones. La primera y más importante, porque nuestro país tiene destinos espectaculares que viajeros de todo el mundo se mueren por conocer (y nosotr@s los tenemos acá cerquita). La segunda razón resulta evidente por estos días. El bolsillo tal vez no te da para gastar en dólares, pero eso no significa que tengas que renunciar a la idea de viajar a un lugar espectacular. Y Mendoza es una prueba de ello.

Si estás pensando en viajar a Mendoza, comunícate al 0810-222-0741 y pedí por Carla Esteves. ¡Te va a saber asesorar mejor que nadie! 

¿Cómo te convertiste en especialista de Mendoza?

Apenas comencé mi carrera en turismo, arranqué siendo coordinadora de viajes, sobre todo para jubilados, aunque en determinadas épocas del año era para todo público. Ese trabajo me dio la posibilidad de viajar, conocer y aprender mucho sobre los destinos nacionales. No solo porque viajaba, y viajando aprendés un montón, sino porque antes tenía capacitaciones.

Por otro lado, tengo parientes distribuidos por toda la Argentina, jeje. Desde chica, que voy viajando a visitarlos por todo el país.

Entonces es un poco por motivos laborales y otro poco por motivos familiares y también porque me gusta mucho viajar por Argentina, obvio.

Bueno, si ya viajaste mucho por el país como contás, vas a coincidir en que Argentina es un destino espectacular, que tiene un montón de cosas para hacer y lugares hermosos para conocer al norte, sur, este y oeste. ¿Por qué creés que hay que conocer Mendoza? ¿Qué es lo que tiene de único y especial?

Mendoza es para todo público; está bueno porque si querés descansar y aislarte, podés hacerlo. ¿Viste cuando decís, quiero relajarme y no pensar en nada? Tenés esa opción: de relax, de termas, de montaña, de hacer la ruta del vino, relax total. Y también es un destino ideal para un público joven, que busca un turismo activo, que quiere hacer rafting, trecking, cabalgatas en vacaciones de verano o esquiar en invierno. Mendoza tiene todas las variables y todas las posibilidades. Y lo que tiene la ciudad de Mendoza, en particular, que yo lo recalco siempre, es que es una ciudad que tiene movimiento, que tiene gente, pero que mantiene las características de un pueblo de provincia. Me acuerdo una vez que fui y tenía que hacer un trámite a las 3, 4 de la tarde y me la pasé buscando un lugar abierto para hacer una fotocopia hasta que una mujer me dijo “No, acá de 2 a 5 de la tarde dormimos la siesta…”

Claro, la siesta provinciana no se negocia…

Exactamente, no se negocia.

Bueno, ya fuiste mencionando varias de las cosas sobre las que te quería preguntar así que voy retomando. Recién dijiste que Mendoza era apta para todo público, haciendo foco en los intereses de ese público. Pero viste que hay destinos que son ideales para ir en pareja o con amigos o en familia o solo/a. ¿Mendoza es ideal para…?

A mí me da la sensación de que está bueno ir en pareja. Parejas grandes que buscan ese relax del que te hablé, que ya no viajan con sus hijos y quieren intimidad, y parejas jóvenes o grupos de amigos que quieren hacer actividades, estar en movimiento, al aire libre.

Claro, mucha gente va a hacer deportes al aire libre: rafting, trecking, escalada…

Sí, hay diferentes lugares con distintas opciones. Tenés Malargüe, San Rafael, que es una ciudad muy grande, con aeropuerto propio inclusive. El que quiere hacer rafting tiene que ir a San Rafael, hay rafting para todos los niveles, desde los que no hicieron nunca hasta los que son expertos, profesionales. Yo aliento a aquellos que tiene ganas y no se animan, a que lo hagan. Yo cuando fui tenía miedo y al final lo hice y la pasé genial. Mis papás inclusive también lo hicieron y les encantó. Está todo super bien armado y no es caro. Podés contratarlo ahí mismo en el destino, hay mucha oferta.

¿Y al Aconcagua fuiste?

Sí, fui con una excursión que se hace muchísimo desde Mendoza capital, la excursión de alta montaña. Para que te des una idea es como decir “Voy a Calafate” y no ir al Glaciar Perito Moreno o “Voy a Iguazú” y no ir a las Cataratas. Para mí, es LA excursión. Se sale bien temprano por la mañana, se hace una parada en Penitentes, van a conocer el Puente del Inca también. Y en el Aconcagua se para en el mirador, tenés la vista, que es hermosa.

¿Y hay alguna otra excursión para ir a la base del Aconcagua?

Sí, sí, hay.

¿Y es muy exigente físicamente llegar hasta ahí o se puede hacer?

Mirá… obviamente las personas que te lo piden es porque tienen cierta experiencia o muchas ganas de ir y escalar. Hay varios niveles también de escalada y hay caminatas. Pero la mayoría de la gente que se mueve con excursiones elige la otra, la de Alta Montaña, porque quieren la vista panorámica. Los que tienen ganas de acercarse más a la montaña lo suelen hacer por su cuenta.

Claro. Bueno, me hablaste de Mendoza Capital, de San Rafael, de Aconcagua. ¿Qué otros lugares hay para visitar? Nombraste Malargüe también…

Sí, Malargüe es una ciudad muy bonita, que está más al sur, a unos 200 km de Mendoza capital. Está bueno parar ahí si buscás un lugar más tranquilo, tiene movimiento, pero mucho menos que en la capital. También suele irse para conocer bodegas, porque Malargüe está dentro de la “ruta del vino”. Está ahí la “Cueva de las Brujas”, que es uno de los puntos más turísticos. Te dan casco, te informan las precauciones que tenés que tener, vas todo el tiempo agachado y en un lugar cerrado. Sólo tener en cuenta no ser claustrofóbico obviamente, jeje.

Bueno, si vas todo el tiempo agachado capaz no lo pueden hacer personas más grandes o que tengan limitaciones físicas…

Exacto. Sí, la gente grande lo puede hacer, pero teniendo en cuenta eso, es importante saberlo. Vale la pena ir, es una muy buena experiencia, es una cueva, en pocos lugares vas a ver algo así.

Y con respecto a la ruta del vino, que se puso muuuy de moda en el último tiempo. ¿A qué bodegas recomendás ir? ¿Hay que reservar con anticipación?

Hoy por hoy, la bodega tiene otra impronta, otra cara. Como decías, la ruta del vino, que se creó hace pocos años, generó mucha afluencia de turismo. Entonces las bodegas ya no son solo bodegas: se hacen almuerzos, fiestas de 15, casamientos, convenciones, hasta tienen hoteles boutiques donde podés alojarte. Una de las que yo recomiendo en la que se suelen hacer este tipo de eventos es la bodega Baudron, la Lumay y la Lagarde. Si es para almorzar, con que llames uno o dos días antes, vas a poder conseguir una reserva, salvo que sea temporada super alta. Y obvio, para un evento más importante, casamiento o fiesta, sí vas a necesitar más antelación.

Si te vas poquitos días, está bueno ir a visitar una bodega porque te hacen la típica visita guiada, después tenés degustación y más tarde, almorzás ahí. Y hoy, la verdad, tal vez no hay tanta diferencia en comparación a almorzar afuera en otro lado. Porque el día en la bodega puede estar 500/600 pesos y te incluye todo: la visita, la degustación y el almuerzo, que suele estar muy bueno. Y pasás 4 o 5 horas ahí.

Recién hablabas de irse poquitos días. ¿Creés que hay un mínimo de días para visitar Mendoza? ¿O se puede hacer una escapada de fin de semana? ¿Qué sugerís?

Se pueden hacer escapadas, pero yo recomendaría ir mínimamente 3 noches porque hay tantas cosas para hacer y ver, que si vos querés ir a descansar, necesitás ese tiempo para hacerlo relajado y tranquilo, no correr. Entonces el primer día vas a recorrer Mendoza Capital y después los otros días vas a querer hacer excursiones. Y cada excursión es “full day”, día completo. Por eso, si te podés extender un poquito más, 5 noches, por ejemplo, es genial.

Igual si tenés 2 noches se puede hacer igual. Pero te vas a quedar con gusto a poco. En ese caso, yo recomiendo el primer día hacer un típico city tour para recorrer los atractivos principales de la ciudad de Mendoza: Plaza Independencia y las otras plazas con monumentos que están alrededor, Parque San Martín, donde se encuentra el Cerro de la Gloria. Es cuesta arriba, pero vale la pena subirlo. Al Parque San Martín podés ir caminando, en bicicleta, en autobús, el transfer de las excursiones también te lleva. Tiene un laguito artificial muy lindo. Es parecido a los bosques de Palermo, tiene el lago, esculturas, mucho verde, un rosedal también. Te lleva tiempo si lo querés recorrer tranquilo.

Para un segundo día, si vas en plan relax, las termas de Cacheuta, que está a 40 km de la ciudad de Mendoza. Es super fácil porque agarrás un tramo de la ruta 7 y luego la ruta 82 todo derecho, no hay chance de que te pierdas. Y ahí podés pasar el día, relax, spa, piscina, termas. El predio cuenta con parrillas, alquiler de toallas y de mallas, por si no llevaste.

Gran plan. Entonces se puede ir tranquilamente una semana a Mendoza, ¿no? Porque recorrés un día Mendoza capital, otro día te vas a las Termas, otro a una bodega, otro hacés la excursión de Alta Montaña, San Rafael, Malargüe… ¡No te vas a aburrir!

No, sin dudas, te podés ir tranquilamente una semana. Mendoza es una provincia muy grande con un montón de cosas para hacer.

Hoy por hoy, con las cosas como están, creo que está bueno volver a las raíces, recorrer el país que tenemos, que es hermoso. Entonces si el presupuesto por ahí no te da para ir a Brasil, al Caribe o mucho menos a Europa, acá tenemos lugares naturales super lindos. Porque uno dice “Wow, mirá, el parque Yellowstone de Estados Unidos”. Sí, es increíble, pero acá tenés el Cañón del Atuel.

Eso te iba a preguntar, por el Cañón del Atuel. Es espectacular, ¿no?

Sí, ¡es imponente! Está camino a San Rafael.

¿Y hay excursiones que te llevan?

Sí. Vas viendo todo desde arriba del micro, no bajás en el cañón, cuando bajás después es para tener una panorámica. El guía te va contando y explicando lo que vas viendo durante el trayecto de dos horas, es muy entretenido y muy lindo poder ver esa formación natural. Y no hace falta irse tan lejos, acá lo tenemos. Es decir, si tu presupuesto es acotado, en Argentina podés armarte unas hermosas vacaciones.

Para la gente a la que le gusta hacer más las cosas a su ritmo, ¿se puede alquilar un auto allá y hacer todas estas excursiones por cuenta propia?

Sí, se puede. Yo no suelo recomendarla capaz para la primera vez que vas. Ahí es mejor que alguien te lleve, alguien que sepa y conozca las rutas. Que te cuente…tener un guía en ese sentido siempre está bueno, suma. Pero si es la segunda vez que vas o tenés referencias o vas super bien informado, sí, ahí alquilar un auto y moverte con independencia es una muy buena opción, sobre todo si vas una semana, es genial.

¿Qué fue lo que más te impactó?

La excursión de Alta Montaña, sin lugar a dudas, porque vas recorriendo paisajes naturales muy imponentes y muy distintos entre sí. Arrancás en Mendoza Capital, donde todo es super verde, las montañas que ves es la preCordillera. Después, a medida que va aumentando la altura, si llegás al límite con Chile vas a estar a 3.500/4.000 metros de altura. Entonces, a medida que vas subiendo, va cambiando el paisaje. Tenés lo verde, lo árido, la montaña. Vale la pena ir. Está bueno llegar al Cristo a sacarse la típica foto y pararte justo en el límite entre los dos países. Cruzar a Chile solo se puede en época de verano, por una cuestión climatológica. Yo fui en octubre y no pude pasar del otro lado. Pero cuando pasás podés pasear, almorzar ahí y después volver a bajar. El paisaje es muy bonito.

Recién hacías referencia a las épocas del año. ¿Cuál es la mejor época para viajar?

Depende mucho de lo que querés hacer. Si querés ir a esquiar, tenés que ir en otoño/invierno. Si querés clima para hacer turismo activo, caminatas, rafting, tenés que ir ya a partir de octubre y hasta marzo, abril, depende el año, porque a veces el clima está un poco loco.

Otra pregunta que hago siempre: si yo tengo que armar mi valija para ir a Mendoza, ¿qué cosas no me puedo olvidar de llevar?

Protector solar, en cualquier época que vayas. Porque con la nieve te quemás más aún, al no darte cuenta. Calzado cómodo sí o sí, porque, aunque no vayas a hacer trecking propiamente dicho a la montaña, la ciudad de Mendoza, como te comenté, tiene muchos espacios verdes para caminar, muchos parques, muchas subidas, acequias.

Si vas en invierno, obvio, mucho abrigo. Ropa térmica, guantes, gorro.

Y algo fundamental: no olvidar la cámara de fotos. Obvio que ahora solemos usar siempre el celular, pero si tenés una buena cámara, ¡llevala! Vale la pena.

Algo más que te quería preguntar: aparte del vino, ¿qué otras cosas recomendás probar en Mendoza?

Chivito, corderito… la carne se adapta más a ese clima y tipo de suelo. Los hacen de manera muy sabrosa, con distintas salsas.

Una recomendación para cuando vayan a comer. Hay que tener paciencia, porque son muy tranquilos. Como te decía, tienen otro ritmo, incluso en las ciudades. Y se toman su tiempo, para todo. Entonces se toman su tiempo para tomarte el pedido, para traerte la comida, la cuenta. Es así. Y está bueno para bajar un poco las revoluciones nosotros, que traemos de la vorágine de acá.

Claro, sí, está bueno, es parte del plan relax/vacaciones… Y además de que tienen ese otro ritmo, más cansino, ¿cómo son los mendocinos?

Super amables. Siempre te van a ayudar, son muy atentos. Me pasó varias veces cuando era coordinadora, que trabajaba con jubilados y hubo alguna emergencia, siempre de 10. Los remiseros, el personal de los hoteles, de los hospitales. Son muy generosos con el turista en general. Y tienen buen humor.

¡Ah! Y una consulta que no te hice: ¿dónde recomendás alojarse en Mendoza capital?

Cerca de la Plaza Independencia, seguro. Porque todas las excursiones salen desde ahí. Y además, estás en pleno centro de la ciudad. A unas 4 cuadras, hay una avenida que se llama Arístides, donde hay muchos bares, restaurantes y pubs, que está buena para salir a la noche. En esa zona tenés ofertas de alojamiento de todo tipo: hostels, hoteles de 2,3,4,5 estrellas, hoteles boutique. Mendoza es una ciudad preparada para cualquier tipo de bolsillo.

Eso es importante.

Sí. Y además, es una ciudad muy bien acondicionada. Es super limpia. No vas a encontrar un solo papel tirado en el piso. Cuidan mucho el agua también, es un recurso muy importante para ellos. Por eso, es fundamental el respeto. El respeto a su modo de ser y a su medio ambiente.

¿Te dieron ganas de viajar a Mendoza? ¡Llamá al 0810-222-0741 y hablá con Carla Esteves! 😉