“La Costa Oeste es un destino muy versátil, da para todo”

Entrevista a Ignacio Catalano, especialista de Avantrip en la Costa Oeste de Estados Unidos

Primera parte

Empezamos con Japón, seguimos con Sudeste Asiático y ahora nos mudamos a Estados Unidos, más precisamente a la Costa Oeste. Entrevistamos a Ignacio Catalano, parte del equipo de Resto del Mundo y Exóticos de Avantrip, que es especialista en este típico recorrido rutero.

Tuvimos que dividir la entrevista en dos partes, ya que, como en el caso de Japón y Sudeste Asiático, este también es un viaje con mucho para contar.

En esta primera parte, Ignacio nos dice cuál es la mejor época del año para viajar y la manera óptima de moverse allá, la comida que hay que probar y algunos otros tips fundamentales a tener en cuenta antes de ir a conocer la Costa Oeste de Estados Unidos.

Si estás pensando en viajar a la Costa Oeste de Estados Unidos, comunícate al 0810-222-0741, seleccioná la opción “Exóticos” y pedí por Ignacio Catalano.

¡Te va a saber asesorar mejor que nadie! 

¿Cómo te convertiste en especialista de la Costa Oeste de Estados Unidos?

Se podría decir que fue por fortuna. Salió una muy buena tarifa en un vuelo y eso me dio la posibilidad de efectivizar este viaje que quería hacer a Costa Oeste. Siempre quise hacer la típica ruta, pero con algún “girito” más, y se dio en septiembre del año pasado. Pude ir en pareja y manejamos 3.600 kilómetros, fue un viaje de 17 días, donde pudimos combinar ciudad, costa, parques nacionales y atractivos, como el Gran Cañón, o recorrer la ruta que va hasta el Parque Nacional Yosemite, que está a 10 horas de Las Vegas. Es una ruta donde prácticamente no hay nadie y te sacás la típica foto con la ruta vacía de fondo. Ahí te dan ganas de ir rápido, pero tenés que respetar las velocidades máximas.

El viaje me permitió también poder realizar la capacitación acá en Avantrip. Di dos capacitaciones basadas en el recorrido que yo hice y metiendo los hoteles que fui viendo, las zonas con más movimientos, los costos que se manejaban en cada ciudad y respondiendo en realidad las consultas que yo tuve antes de viajar, que eran las mismas consultas que tienen los pasajeros cuando nos llaman para planificar su viaje. Qué se puede esperar de este tipo de viaje, qué hay para hacer. Es un destino muy versátil. Entonces da la posibilidad de hacerlo en pareja, en familia, con amigos; en auto, camioneta o motor home y da para ir en cualquier momento del año.

Bueno, fuiste respondiendo un montón de preguntas que ya tenía anotadas, je. Una era que yo me imaginaba que la Costa Oeste era un destino para ir en pareja o con amigos, no sé si para ir en familia o sol@, tipo, “me alquilo un auto y voy sol@ a recorrer la ruta”. Pero por lo que me decís, da para eso.

Sí, da. Da para todo.

Y después, otra de las preguntas era: ¿Cuál es la mejor época del año para viajar?

El destino permite ir más de una vez, entonces podés ir en dos épocas diferentes, dependiendo de lo que quieras hacer. Entre mayo y agosto, el destino es más de costa, de playa, pero no tanto para visitar el Gran Cañón o Las Vegas, donde la temperatura es más elevada, entonces no se vuelve tan disfrutable. Yo fui en septiembre, así que hacía calor en Las Vegas, pero no era tan agobiante. También se podía ir a la costa, pero no estaba tanto para meterse al agua, porque el agua del Pacífico es muy fría. Igual la gente local se mete. Si es una mañana de 17 a 24 grados, el muelle de Santa Mónica está lleno de gente. Aunque sea van y se mojan los pies.

Y en invierno, invierno, tipo de diciembre a marzo, más allá de que en esa zona no suele hacer tanto frío, ¿también recomendás ir?

Sí, se puede ir. Obviamente lo que vas a hacer es más la parte sur de la Costa Oeste, con San Diego, Los Ángeles, Las Vegas y el Gran Cañón. Ahí la amplitud térmica se siente, a la mañana hace mucho frío, pero después el clima se vuelve más templado y es súper disfrutable. Si vas más para el norte, a la zona de los Parques Nacionales, hay que ir con vehículos preparados porque las rutas se congelan y hay muchos circuitos panorámicos que están cerrados.

Y hablando de eso, ¿cómo te parece que es la mejor manera de moverse allá? La opción 1 es alquilar un auto, ¿no? ¿O hay otra manera de trasladarse?

El destino es pro manejar, es decir, es recomendable hacerlo manejando. Se puede hacer de otra manera, sí, los vuelos internos, en esta zona en particular, son bastante accesibles y hay muchas aerolíneas, regulares y no regulares, que permiten el traslado. Inclusive al Gran Cañón, que tiene su propio aeropuerto. Entonces si uno no maneja, se puede acceder a esos atractivos sin ningún problema. El presupuesto puede llegar a ser un poco más económico en auto, aunque no lo parezca, y también te evitás tener que ir dos horas antes al aeropuerto, llegar, buscar, moverse del aeropuerto a la ciudad… pero es totalmente posible hacerlo sin auto.

Bien, te pregunto, ya que vos sí lo hiciste en auto, ¿qué requisitos se necesitan para manejar allá?

Con el registro clásico podés manejar, no se requiere el internacional, no te lo piden. Lo que sí, muy importante, debe ser mayor de 25 años.

Ah, eso es clave saberlo. Y tengo otra pregunta: vos te fuiste 17 días. ¿Creés que hay un mínimo de días para recorrer la Costa Oeste?

Sí. El mínimo de días, siempre que uno quiera hacer el circuito clásico de Los Ángeles, San Francisco y Las Vegas, va a ser de 8/9 noches. No menos de eso.

Bien. También te quería consultar por el tema de la visa, que es algo que le preocupa a la mayoría de la gente que quiere viajar a Estados Unidos. ¿Con cuánto tiempo de anticipación conviene sacar la visa para Estados Unidos? ¿Cómo fue ese trámite para vos?

Yo la saqué hace tiempo. Si bien las gestiones son cada vez más rápidas, la tramitación desde el inicio en la página web de la Embajada de Estados Unidos hasta que podés ir a retirar al correo el pasaporte, no va a ser menos de 20 días corridos.

El trámite es simple: ingresás a la web de la embajada, completás el formulario, abonás a través de la web, con tarjeta de crédito, en pesos argentinos, y ahí te asignan una fecha que puede ser de acá a una semana. En esa fecha, te hacen la foto. Ahí tenés que ir sin maquillaje, a cara lavada, sin aritos ni accesorios. Y en la segunda instancia, que es al día siguiente (hábil), tenés la cita donde te verifican los datos y te preguntan por el motivo del viaje. Y ahí ya te indican si el visado está aprobado. En caso de estar aprobado, dentro de los 7 días hábiles, vas a poder ir a DHL, al correo, a retirar el pasaporte.

Y si, por ejemplo, alguien va a visitar a un pariente, ¿es conveniente decir eso? ¿O es mejor decir que vas como turista y llevar los comprobantes de hoteles y esas cosas?

Sí, uno tiene que tratar de llevar al menos los tickets de aéreos, con la ida y la vuelta, donde se comprueba que no te estás quedando y, si pueden, también el comprobante de pago del primer hotel.

Y con respecto a eso, a los hoteles. ¿Dónde recomendás alojarse?

En mi caso particular, hice hoteles en todos los destinos, pero también podés alojarte en departamentos o apart hoteles. La gran mayoría de los hoteles a los que fuimos eran de cadenas bastante económicas, que quizás no son tan conocidas acá, pero en Estados Unidos sí. Se hace notar, entre un destino y otro, la diferencia de precios, por el tema de los impuestos y de los fines de semana.

En Los Ángeles, yo estuve en la zona de Downtown West: urbana, comercial, bien conectada. En San Francisco, los mejores barrios para alojarse son Union Square, Chinatown, Tenderloin y Fisherman’s wharf.

En Las Vegas, sugiero que se hospeden en la Zona Paradise, para vivir la experiencia full de la vida en Las Vegas.

Dicen que los hoteles en Las Vegas son super guachi wow, se llevan la plata de los casinos y por eso son muy baratos, ¿es así?

Sí, hay una gran verdad en eso. Los hoteles recaudan mucho más por el casino que por la hotelería. Hay una oferta super amplia y hay mucha diferencia si vas en la semana o a partir de un viernes. Porque los fines de semana estalla, hay muchísima gente, entonces, obviamente, los precios suben. Tal vez en el centro, en pleno Las Vegas Boulevard, te podés encontrar en el fin de semana con hoteles que valen 5 veces más que en días de semana. Si lo sabés aprovechar, podés darte el lujo de parar en un super hotel, como el Ceasar, el Bellagio o el Paris o el Aria o el Windsor. Todos hoteles que quizás ves en fotos y pensás que son inaccesibles, y si vas en la semana los podés pagar y sentirte un “dandy” más. Yo, por ejemplo, llegué en la semana y me hospedé en el Aria, un lujo impresionante. Llegué con ropa rutera, imagínate. Traté de usar todas las instalaciones, en especial la pileta, que era espectacular. Y después me quedé dos noches más en el Paris.

Las Vegas es una ciudad más grande de lo que parece y no hace falta estar en pleno Las Vegas Boulevard para poder estar bien ubicado. Eso sí, si estás alejado tenés que tener auto, si no, se complica.

Y comer, ¿cuánto sale?

Los precios no eran muy caros, podés ir a los diners, donde podés comer por 10/15 dólares una comida abundante con bebida y todo. O hay comidas rápidas por 5/7 dólares también en todos lados. Está bueno eso para llevarte vianda si vas de excursión o a pasar el día algún parque, por ejemplo.

Comer muy bien en Las Vegas tampoco es caro, podés cenar en algún restaurant de 1 o 2 estrellas Michelin por bajos costos, porque es como decíamos antes, la plata la ganan con los casinos. Hay un montón de chefs super conocidos que tienen su local ahí.

Bueno, ya que estamos hablando de comida, yo repito en cada entrevista que siempre pregunto esto porque soy gorda de alma: ¿qué cosas recomendás probar?

En San Francisco, recomiendo ir a Lori’s Diner y Pinecrest Diner en Union Square y también deberían probar la sopa de almejas en Fisherman’s wharf, un clásico. La llaman “Clam Chowder” y la sirven en un pan.

En Los Ángeles, cómanse una hamburguesa en In-N-Out, que es un ícono de la Costa Oeste, y vayan a desayunar al famoso local “The original Pantry Café”, donde sirven desayunos baratos y super abundantes.

En Las Vegas, como te decía, se come excelente en restaurantes de lujo por precios no tan caros. Un imperdible, si disfrutan de la buena gastronomía, es que conozcan Hell’s Kitchen, del Cheff Gordon Ramsay.

Bien, lo anoto. Bueno, otra pregunta que hago siempre. Si yo tengo que armar mi valija para ir a la Costa Oeste de Estados Unidos, ¿qué cosas tengo que poner sí o sí en esa valija?

Bueno, vamos a pensar el viaje como lo hice yo, en septiembre. No nos tenemos que olvidar: ojotas, calzado liviano para la ciudad y calzado de trekking para los parques nacionales, bermudas, protector solar, lentes de sol, gorra…

¿Llueve allá?

No, pero hay viento, así que una campera rompevientos seguro. Algo un poco más abrigado, de media estación, porque en Las Vegas y Gran Cañón a la noche refresca, la amplitud térmica se siente mucho.

¿Y las playas cómo son? Porque vari@s de los entrevistad@s me dijeron que está bueno llevarse calzado apto para meterse al agua en caso de que haya piedras…

Sí, eso sería ideal. Porque en el Parque Yosemite, por ejemplo, está bueno meterse al lago y ahí hay rocas.

Seguro te quedaste manija con saber cuáles son las mejores playas, qué ciudades y lugares imperdibles hay para conocer, cómo es la gente allá… ¡En la segunda parte vas a enterarte de todo eso!

Y acordate, que si estás pensando en viajar a la Costa Oeste de Estados Unidos, podés comunicarte al 0810-222-0741 para hablar con Ignacio Catalano.

Comentarios

comments