“Al Sudeste Asiático no podés ir a la deriva, tenés que ir informado”

Entrevista a Flavia Pietroni, especialista de Avantrip en Sudeste Asiático

Primera parte

Empezamos con Japón, ahora seguimos con el Sudeste Asiático, otro destino que se puso de moda en los últimos años. Entrevistamos a Flavia Pietroni, parte del equipo de Europa y Exóticos de Avantrip, que es especialista en el Sudeste Asiático.

Tuvimos que dividir la entrevista en dos partes, ya que, como en el caso de Japón, este también es un destino con mucho para contar.

En esta primera parte, Flavia nos habla sobre las costumbres de los lugareños, cuál es la mejor época del año para viajar y la manera óptima de moverse allá, la comida que hay que probar y algunos otros tips a tener en cuenta antes de ir al Sudeste Asiático.

Si estás pensando en viajar al Sudeste Asiático, comunícate al 0810-222-0741, seleccioná la opción “Exóticos” y pedí por Flavia Pietroni. ¡Te va a saber asesorar mejor que nadie! 😉

¿Cómo te convertiste en especialista del Sudeste Asiático?

Bueno, especialista me convertí cuando decidí viajar, hace un poco más de un año, y no sabía absolutamente nada del destino. Yo estoy en ventas desde hace 8 años y no era un destino que se vendiera demasiado. Pero cuando decidí viajar, ahí empecé a investigar yo. Hablé con gente, de distintos blogs, grupos de Facebook, que me dieron “secretitos”, porque el Sudeste Asiático es bastante complicado, rebuscado. Los locales hablan inglés, pero poco y nada… es un inglés bastante cerrado, es difícil comunicarse con ellos: cuanto mejor les hablás, menos entienden.

¿Y cómo te hacés entender?

Mucho con señas, y hablando lo más básicamente posible, en inglés, por supuesto. Español sí que nadie habla. Eso es complicado, porque si no sabés inglés, se te va a hacer todo cuesta arriba. Yo viajé con mi hermana, que no habla ni una palabra de inglés, y yo era la que se comunicaba con todo el mundo.

Bueno, y, más allá de la dificultad de comunicación, ¿cómo son ellos con los turistas argentinos?

Son super amables, lo dan todo. Lo que sí, son bastante lentos… generalmente les tenés que pedir varias veces las cosas, pero siempre intentan ayudarte. Yo tuve un problema en un hotel y costó, pero finalmente lo solucionaron.

Vos fuiste con tu hermana, ¿creés que el Sudeste Asiático es un destino ideal para ir con amig@s, en pareja, en familia, solo/a?

Mirá, podés ir solo, pero tenés que tener cuidado. Más que nada si sos mujer, porque allá hay mucha prostitución. Si sos hombre, no hay tanto problema.

Y yo creo que puede ir cualquiera, en pareja, en familia también, pero hasta determinada edad, porque hace mucho calor, hay mucha humedad, es realmente sofocante. Hay lugares como Camboya, Vietnam, incluso Bangkok, donde hay que caminar mucho y genera un cansancio físico. Por eso, para personas de 50/60 para arriba, recomiendo hacerlo, pero de una forma más tranquila, a su ritmo, salvo que estén especialmente entrenados.

Ya que hablaste del clima sofocante, quería preguntarte cuál es la mejor época del año para viajar.

De noviembre a marzo es ideal viajar al Sudeste Asiático. Desde abril hasta octubre, son las temporadas de lluvias y monzones, que es cuando llueve y también hay fuertes vientos. Y hay que tener en cuenta que van moviéndose, entonces depende de dónde estés.

Igual el clima en el día o en la semana no es algo que se pueda preveer porque en el Sudeste Asiático no tienen un servicio meteorológico como tienen en otros lugares del mundo, que te diga “mañana va a llover”. Entonces no sabés si va a estar lindo o no, ni ellos lo saben.

Yo viajé en febrero/marzo, me quedé un mes y me llovía medio día. Porque pasa eso, tienen un clima parecido al tropical, es como en Brasil: llueve un rato y después sale el sol.

¿Y cómo hacés para moverte allá de un lugar a otro?

Es un tema… la verdad es que te rompe un poco la cabeza eso porque hay vuelos internos, todo se conecta, pero algunos son bastante caros y no tienen tanta frecuencia horaria. Y entre playa y playa, la única manera de movilizarse es con ferry. Los ferries se contratan en general localmente, muy pocos se pueden pre-contratar desde acá.

¿Y los aviones? ¿Se pueden pre-contratar desde acá?

Sí, los aviones sí. La gran mayoría de las compañías son bastante grandes, son low cost, pero no son como las de Europa, tienen aviones más grandes. Es importante tener en cuenta, que la mayoría de los estos vuelos no incluyen despacho de equipaje, por lo cual hay que llevar una valija chica, “carry on”.

Si sacás los vuelos allá, puede ser que te salga un poco más económico, pero si vas con el tiempo justo, yo no me arriesgaría, porque capaz no conseguís vuelo y te perdés de conocer algo que vale mucho la pena. Yo preferí sacar todos los vuelos desde acá.

Y si no es en avión, ¿hay otra forma de trasladarse? ¿Buses?

Y mirá… de Bangkok hacia el norte, a la ciudad de Chiang Mai, por ejemplo, tenés un tren nocturno, pero bueno, tenés que ir hasta la estación, chequear los horarios disponibles y también se contrata localmente. No es tan cómodo y tarda entre 10 y 12 horas en llegar.

Para el que tiene poco tiempo, la verdad es que lo mejor es hacerlo en avión. Yo fui un mes y lo hice en avión, preferí gastar un poco más, pero ahorrar tiempo. Y así y todo, me quedó un montón por recorrer. Obviamente, esa decisión va de la mano de cuánto se quiera abarcar.

Y algo que siempre me preocupa a mí y creo que a tod@s l@s viajeros: ¿es fácil llegar del aeropuerto al centro de las ciudades? ¿Qué medio de transporte conviene usar?

En Bangkok hay una buena opción para salir del aeropuerto, que es ir al primer subsuelo y tomarte unos micros y te bajás donde querés. No importa la parada en la que te bajás, pagás 100 baths, equivalente a 60 pesos argentinos aproximadamente.

Después ahí se manejan mucho en Uber. También están los taxis. Yo recomiendo Uber porque ya tenés una tarifa pre-acordada y tenés la posibilidad de pagar con tarjeta de crédito. Sobre todo, porque en Bangkok, por ejemplo, los taxis no tienen taxímetro. Entonces te cobran lo que quieren. Yo, de hecho, me peleé con uno allá, porque a la ida nos habíamos ido en Uber y habíamos pagado 100 bahts, que es la moneda de Tailandia, y a la vuelta, el taxi me quería cobrar 500. Y no iba a pagar eso. Entonces tuve que averiguar en muchos taxis hasta que conseguí que uno nos cobrara 150.

Pero es un tema… allá todos quieren sacar ventaja, todos, todos, todos.

También están los tuk tuk, que son esos carros que te llevan en moto y tenés que pre-acordar tarifa porque si no, ellos también te cobran lo que quieren. Y lo mismo cuando vas a comprar algo, si vas a una feria, por ejemplo. Todo regateo. Lo que te dicen, rebajáselo un 150% y después de ahí vas negociando. Si te dicen 250, bajáselo a 70 hasta quedar en una tarifa conveniente. Ellos están acostumbrados a eso.

Y con respecto a eso, a los vendedores en las ferias o en la calle. ¿Cómo son allá? Porque en países como Turquía, Brasil, México también, se te “tiran encima” para venderte, te insisten. Pero Sebastián me contó, en la entrevista sobre Japón, que allá son super respetuosos y no se te acercan. Esperan hasta que vos vayas y consultes. ¿Cómo son en el Sudeste Asiático?

Son insistentes, sisi. Por ahí te acercás a ver algo y después te empiezan a perseguir, bajándote el precio cada vez más. Pero bueno, se manejan así. Llega un momento en que te acostumbrás.

También te quería preguntar sobre esa “leyenda” que dice que te hospedás en un hotel 4 o 5 estrellas y pagás “dos mangos”, ¿es así todavía?

Sí, es real. Yo fui el año pasado, un mes, y en total, entre alojamiento, vuelos y ferry habré gastado… 30.000 pesos, en un mes. Pero con el aumento del dólar, obviamente este año las tarifas cambiaron y tendrán que calcular alrededor de 50.000 pesos argentinos.

Woooow, tu viaje fue re barato. Eso sin contar el vuelo de Argentina a Bangkok, ¿no?

No no, incluido el vuelo.

¿De verdad? No lo puedo creer.

Sí, fue muy barato. Es que conseguimos un vuelo de promo a Bangkok, que lo pagamos alrededor de 16.000 pesos. Eso ahora igual no existe más lamentablemente.

Bueno, pero si conseguís un pasaje a Bangkok en un precio razonable ahora y lo pagás en muchas cosas, después ahí vivir es muy barato.

Sí, no gastás nada allá. Vas a gastar muuucho menos que si te quedaras acá. Vas a ahorrar en ese sentido.

Y en comer, ponele, ¿cuánto gastás?

Y… una comida te puede salir 20 pesos argentinos. Depende de dónde comas, obvio. A mí me encanta comer en los puestos de la calle, para mí son los mejores, ahí es donde encontrás la comida más auténtica. Y aunque te sientes en un restaurant, vas a gastar alrededor de 80 pesos, 100 pesos como una locura. Y comés re bien. Y la cerveza es re barata y muy rica. Todo todo es muy barato. Porque la moneda es muy conveniente, incluso para nosotros. Imaginate para los europeos o los que vienen de Estados Unidos, es más barato aún.

Y hablando de comida, una pregunta que siempre hago, porque particularmente me interesa mucho el tema gastronómico cuando me voy de viaje, supongo que a mucha gente también: ¿qué hay que probar allá?

Comen mucha fritura, bolas de pollo fritas. Después, para el que se anime, hay muchos bichos: escorpiones, cucarachas, todo eso, y se hace todo frito.

Y después, están los helados, que recién ahora están viniendo a Argentina. Los hacen sobre una plancha circular, que saca frío, le agregan leche, y algo así como harina y después, le ponen lo que quieras: banana, óreo, y  mezclándolo, lo transforman en helado.

¿Y es rico?

Es exquisito. Y aparte, ese helado te sale nada. 5 o 10 pesos como máximo.

 

¿Y pescados o mariscos?

Tenés langosta, que se vende mucho, camarones y después otras cosas que yo no conocía. Y después está el plato más típico de allá: Pad Thai. Está en todos lados y es lo más barato. Hay muchas formas de hacerlo, depende de dónde vayas. Te lo pueden hacer con fideítos, con arroz, y a eso vos le podés poner camarones, pollo, verduras, maní triturado, eso queda buenísimo, es un hábito que “me traje”.

Y me estaba olvidando de un detalle importante de la cocina de allá: todo es picante. Y muy picante. Entonces todo el tiempo tenés que decir “No spicy” (no picante).

Como en México…

Sí, igual creo que es peor. Le ponen mucho mucho picante, al punto de no poder comer.

Después tenés comidas más “internacionales” obvio, hamburguesas, pizzas.

Hacen algo tipo waffle, que no es waflle, pero es parecido, que le meten banana, Nutella, lo que quieras. Eso es una bomba, está espectacular.

¿Y vos por qué creés que se hizo tan popular ir al Sudeste Asiático?

Empezaron a haber muchas promociones de vuelos a Bangkok, eso creo que sumó mucho. Y a medida que la gente empezó a ir y descubrió que era hermoso y además era muy barato vivir, se pasó el boca en boca y fue un efecto dominó.

Igual ahora bajó porque ya no hay promos de pasajes a Bangkok, están 25.000 pesos, volvieron a lo que era antes, hace 5 años. El año pasado sí, viajaron un montón.

Igual si pensás que hoy irte a Madrid o a Londres también te sale 25.000 pesos y en Londres, por ejemplo, vas a gastar 15 veces más de lo que gastás en el Sudeste Asiático, capaz sigue siendo conveniente.

Sí, eso seguro, ni hablar.

Digo, como para abrir la mente a la gente que capaz no se anima o no lo tiene en la cabeza, porque piensa que el pasaje sale una barbaridad.

Sí, son distintos viajes igual, son re distintas culturas. Como vos decís, tenés que tener la cabeza preparada y abierta para eso.

Y tenés que ir con información, ¿no? Habiendo “estudiado” algo… Como decía Sebastián en la entrevista sobre Japón, no podés llegar y no saber nada del destino.

No no, totalmente, tenés que ir informado, sobre todo si vas con el tiempo justo, tenés que tener todo estudiado. Yo, de hecho, estudié dónde podía sacar el cambio, dónde podía tomar esos buses desde el aeropuerto de Bangkok, lo de los taxis lo leí en un blog. Yo tenía todos los traslados internos ya sacados para no perder tiempo. Saber más o menos qué hay para hacer en cada ciudad. No es que llegás y decís “Bueno, ¿adónde voy?”. El Sudeste Asiático es muy grande, entonces tenés que tener estudiado el destino. Yo estuve organizando mi viaje durante un mes. Y me volví loca armándolo. Porque conectar las ciudades, los tiempos, y hacer que todo encaje, es complicado. Y a la deriva no podés ir. Si vos vas de mochilero sin límite de tiempo, ahí sí, vas viendo sobre la marcha y averiguás.

¿Te dieron ganas de ir al Sudeste Asiático? Comunícate al 0810-222-0741, seleccioná la opción “Exóticos” y pedí por Flavia Pietroni.