Por qué vale la pena visitar Roma en pareja

Hay destinos recomendados para conocer solo, otros para ir en familia y están aquellos ideales para recorrer con un amor. La capital italiana está dentro de este tercer grupo. Roma es famosa por ser la ciudad eterna. La ciudad del amor. La ciudad de las artes, la historia y la belleza. En esta nota te contamos todos los lugares a los que podés ir si vas a visitar Roma en pareja.

Fontana di Trevi

Cuando empieces a buscar los vuelos a Roma, seguro que tengas este lugar en mente. Y no podríamos comenzar una guía romántica de esta ciudad sin nombrar esta hermosa y conocida fuente. Es un clásico para besarse apasionadamente y arrojar la moneda al pedir un deseo. Podés ir de noche o bajo la lluvia si querés agregarle aún más romanticismo al asunto.

Barrio de Monti

Un oasis de tranquilidad dentro de la ciudad, donde vas a poder pasear sin escuchar constantemente ruidos y bocinazos. Ideal para perderse por ahí caminando agarrados de la mano, admirando las fachadas de las casas decoradas con jardines verticales. Te recomendamos que entres a ver los patios interiores de los edificios.

Campo de’ Fiori

Allí se encuentra el mercado con más encanto de la capital italiana y un lugar hermoso para ir al visitar Roma en pareja. Si bien no es tan conocido para la mayoría de los turistas (porque se llevan el protagonismo las Piazza di Spagna, Navona o del Popolo), esta plaza es muy linda y está llena de historias. En este mercado hacen sus compras los locales y podés conseguir alimentos típicos a un precio razonable.

Orden de los Caballeros de Malta

Un atractivo escondido. Cerca del Circo Massimo y tras subir una calle cuesta arriba, se ubica este edificio, que ofrece un hermoso jardín y además una de las vistas más impactantes de la ciudad.

Jardín de los naranjos

Otro buen spot para disfrutar de vistas panorámicas del Vaticano. Es un parque situado al lado del Priorato. El verdadero nombre es “Parco Savello” y es uno de los refugios más elegidos por los amantes romanos para ver las puestas del sol.

Villa Borghese

Es el pulmón verde más grande de Roma y te permitirá escaparle al tráfico, la gente y el ruido. Es un espacio para descansar, recorrer de la mano y respirar aire puro. Además allí se encuentra la galería Borghese, la Piazza di Siena, el Giardino del Lago y el Cinema dei Piccoli, el más pequeño del mundo y donde se proyectan dos películas al día por cinco euros.

Bocca della Veritá

¿Querés saber si todo lo que te dice tu pareja es cierto? Entonces, sólo tenés que pagar 50 centavos de euro y hacerle una pregunta a la Boca de la Verdad, una gran máscara de mármol con la boca abierta, donde entra la mano. La leyenda dice que si la persona está mintiendo, la boca lo muerde.

Santa Maria in Cosmedi

Es conocida como la “Iglesia de los Enamorados” (en la puerta se encuentra la Bocca della Veritá así que será un ingreso obligado). Es de estilo medieval y realmente hermosa. Entre sus tesoros se encuentra el relicario de cristal con el cráneo de San Valentín, el patrón de los enamorados.

Ribera del Tíber

El plan nocturno perfecto a la hora de visitar Roma en pareja. Caminar abrazados a orillas del río Tiber, sintiendo el viento en la cara. Tomar una copita de vino o sentarse a comer algo ahí y disfrutar del ambiente. Otra opción es recorrer el río en crucero y pasar debajo de los puentes acompañados por una deliciosa cena a la luz de las velas. Tampoco suena mal, ¿no?

Bueno, ahora ya tenés esta lista de cosas para hacer si pensás visitar Roma en pareja. ¿Te diste cuenta de que ROMA es AMOR al revés?