Top 10 de lugares para visitar en Croacia, el paraíso del Adriático

Aprovechamos la fiebre mundialista para escribir una nota sobre el segundo rival de Argentina en la fase de grupos: Croacia. Un país que se popularizó mucho en los últimos años: hasta Messi va de vacaciones ahí.

Islas con playas de colores inverosímiles, monumentos históricos impresionantes y hermosos paisajes naturales forman un combo irresistible.

Acá está nuestro top 10 de lugares para visitar en Croacia:

Dubrovnik

La ciudad amurallada que se popularizó con la serie “Game of Thrones” es la más visitada por los turistas. Conocida como la “Perla del Adriático”, tiene de todo: naturaleza exuberante, playas de ensueño, siglos de historia, arte y cultura de época veneziana y bizantina, una reconocida gastronomía, servicios turísticos de primer nivel… Y, sobre todo, un encanto especial y una atmósfera mágica imposible de encontrar en otro lugar de Europa.

Isla Mjlet

Desde Dubrovnik, les recomendamos visitar esta isla, van a tardar una hora en llegar. Un paraíso natural en el que Homero se inspiró cuando escribió La Odisea y situó el legendario hogar de la ninfa Calypso (que en la obra es llamada Ogigia). Siete largos años pasó Ulises atrapado por el hechizo de Calypso, en la que probablemente sería la prisión más hermosa del mundo.

La isla tiene tan sólo 1000 habitantes; cuenta con un Parque Nacional repleto de pinos, senderos verdes, lagos y acantilados y un único hotel, que se llama… La Odisea, obvio.

Un mensaje final para los amantes del buceo: no se pierdan la oportunidad de sumergirse en esas aguas para ver los corales rojos que pueblan el fondo marino

Parque Nacional de los Lagos de Plitvice

Lo incluimos en el posteo sobre los escenarios naturales más espectaculares del planeta y se merece estar en ese ranking. Compuesto por bosques, 16 lagos de agua turquesa, cascadas y manantiales. Podés recorrerlo a pie o subirte en un barco en el Lago Kozjak y remar por sus aguas tranquilas.

Parece ser que el Parque Nacional es un sitio muy elegido para casarse…

Isla Brac

La foto con vista aérea parece mentira, pero es real. Muestra la playa Zlatni Rat (también conocida como “Cabo Dorado”), un lugar muy popular, sobre todo para los amantes del windsurf. La ciudad más cercana es Bol, plagada de restaurantes y alojamientos. Si vas, no dejes de visitar su gran palacio del siglo XV situado junto al puerto.

Conviene ir a la Isla de Brac desde la ciudad de Split.

Split

Es la segunda ciudad más grande de Croacia detrás de Zagreb, la capital. Su mayor atractivo es, sin dudas, el palacio de Diocleciano. Originalmente construido por el emperador romano Diocleciano a principios del siglo IV dC, hoy es el corazón y el alma de Split. Dentro de los muros de esta imponente fortaleza, encontrarás la mayoría de los bares, restaurantes y negocios de la ciudad. Te recomendamos que te pierdas en el laberinto de callejones estrechos y que entres en el primer bar que encuentres.

Si vas a Split, no dejes de visitar Trogir, un precioso pueblo a sólo 40 minutos de distancia.

Isla Hvar

Desde Split también podés aprovechar para tomarte un ferry hasta la isla más famosa de Croacia. Huele a lavanda, romero y pino, y está plagada de bosques vírgenes y playas de arena blanca. En los últimos años, se convirtió en una isla de moda, una especie de Costa Azul, donde muchos pasean sus yates por las cristalinas aguas mediterráneas.

El encanto de Hvar reside, por un lado, en la mezcla de estilos arquitectónicos (gótico + renacentista) y, por otro, en su agradable clima: suave y soleado, es el rincón que más horas de sol reúne a lo largo de todo el mar Adriático.

Pula

Entre los muchos restos romanos que hay por toda la ciudad, el perfectamente conservado anfiteatro de Pula es el más impresionante. Fue construido entre los años 27 a. C. y 81 d. C y está situado en pleno centro de la ciudad, pero pegado al mar Adriático. De hecho, podés verlo si lográs ubicarte estratégicamente.

El anfiteatro, sede histórica de luchas entre gladiadores y torneos medievales, es hoy el corazón de la mayoría de los eventos culturales de Pula: desde proyecciones de cine a conciertos y festivales. Tiene capacidad para 5.000 espectadores.

Isla Korcula

Sus habitantes aseguran que acá nació Marco Polo; de hecho, hay un museo en la isla que lleva su nombre. Situada en la parte sur de la costa de Croacia, Korcula deslumbra a los turistas con extraordinarias playas, pequeños pueblos, paisajes increíbles y un casco antiguo glorioso rodeado de murallas. Lo más conveniente es ir en ferry desde Dubrovnik o Split.

La tradición medieval sigue siendo muy importante en la isla: vas a poder ser testigo de antiguas ceremonias religiosas (para eso, es ideal ir en Semana Santa), escuchar música tradicional y admirar los bailes en las calles, como las danzas caballerescas.

Zadar

Dicen que los atarderes en Zadar le pelean el primer puesto a Santorini como los más bellos de Europa. Alfred Hitchcock dijo que era el más lindo que vio en su vida. Yo que vos, voy y lo compruebo con mis propios ojos.

El lugar ideal y más concurrido para ver el ocaso es el “Saludo al Sol”, un círculo repleto de 300 placas solares que a la noche se transforma en un espectáculo de luces impresionante.

Al lado del Saludo al Sol está el Órgano de Mar, otro espectáculo, pero en este caso no es visual sino sonoro. El Órgano de Mar está compuesto por 35 tubos sumergidos en el agua que suenan con el vaivén de las olas. Hermoso.

Islas Pakleni

Si vas a la Isla de Hvar no podés dejar de ir a alguna de las Islas Pakleni, son 20 islas e islotes que quedan a unos 20 minutos de Hvar. Una leyenda de dioses muy singular explica su formación: dícese que el Archipiélago se creó a partir del semen de Poseidón, cuando el celoso Zeus interrumpió el acto sexual de Poseidón con una ninfa de la cual Zeus estaba enamorado. También las llaman “Islas Diabólicas” porque al parecer vistas desde el aire forman una especia de tridente del diablo. En fin, llamalas como quieras, pero andá a visitarlas que son una belleza.