Los lugares imperdibles de Tucumán

En esta #SemanaNorteArgentino, vamos a arrancar por Tucumán, que suele ser la primera parada en el recorrido del trío amado del norte argentino: Tucumán, Salta y Jujuy.

Ya hace algunos años, el NOA se sumó a la lista de “clásicos” destinos argentinos, junto a Cataratas, Bariloche (y aledaños), Calafate y Ushuaia. La verdad es que cada uno de esos lugares tiene su encanto y merece ser visitado al menos una vez en la vida, pero la ventaja que tiene el Norte argentino es que es más barato que todos los demás. Es cierto que a medida que se popularizó, el NOA fue aumentando sus precios, pero así y todo sigue siendo una opción económica (y fabulosa).

En esta nota, entonces, vamos a contarte un poco cuáles son algunos de los lugares imperdibles de la provincia de Tucumán, conocida como el Jardín de la República:

San Miguel de Tucumán

La Casa Histórica de la Independencia, el lugar más famoso de San Miguel de Tucumán

La capital de Tucumán es la sexta ciudad más poblada de Argentina, detrás de Buenos Aires, Córdoba, Rosario, La Plata y Mar del Plata.

Claramente, el lugar más visitado de la ciudad es la Casa Histórica de la Independencia (ese es el nombre oficial), comúnmente llamada “Casita de Tucumán”, lugar donde se proclamó la declaración de la Independencia argentina el 9 de julio de 1816. La entrada es gratuita y puede visitarse de lunes a viernes de 10:00 a 18:00 hs. y sábados, domingos y feriados de 10:30 a 17:30 hs. Cuando fui, me pareció que el patio era muy pintoresco, con plantas florales, árboles frutales y un viejo aljibe en el centro. Otra cosa que vale la pena observar, en la parte de afuera de la casa histórica, es el mural en bajorrelieve de la famosa artista tucumana Lola Mora.

Esta escultora tiene varias obras reconocidas en la ciudad, entre las que se destaca la Estatua de la Libertad en la Plaza de la Independencia. Alrededor de esta plaza, se encuentran varios de los edificios más importantes de San Miguel de Tucumán, como suele pasar en las capitales provinciales: la Catedral, la Iglesia San Francisco y la Casa de Gobierno, entre otros. A una cuadra de la Plaza de la Independencia, se van a encontrar con la Basílica Nuestra Señora de la Merced, que vale la pena conocer.

Lo próximo no es una sugerencia, es una orden: no podés irte sin probar las empanadas tucumanas: se caracterizan por ser muy jugosas (dicen que el secreto es ponerle muuucha cebolla) y suelen cocinarse en horno de barro o fritas en grasa de pella. Yo probé las dos versiones y me encantaron. Se sabe que hay una fiera competencia con las empanadas salteñas (cuyo elemento distintivo es que llevan papa); y debo confesar que a mí me gustaron más las tucumanas.

Por último, si querés vistas panorámicas de la ciudad, tenés que subir al Cerro San Javier, que queda a 24 km. de la ciudad. Lo que sí, si sos de marearte, tomá antes alguna pastilla o mirá un punto fijo, porque el recorrido tiene más de 100 curvas. Arriba te vas a encontrar con el Cristo Redentor, que mide 28 m. Muy cerca del Cerro San Javier, se van a encontrar con otro de los lugares imperdibles de Tucumán.

Villa Nougués

Esta pintoresca villa de estilo francés es una de las más antiguas de la provincia; nació en el año 1899 con la construcción de la casa de veraneo del ingeniero Luis F. Nougués, importante empresario azucarero y tiempo después, gobernador de la provincia.

Queda a 1.350 metros de altura sobre el nivel del mar y la podés recorrer a pie, a caballo, en bici o en auto. Tiene un clima excepcional, con veranos cálidos e inviernos frescos, pero en ambas estaciones las temperaturas son moderadas, lo que hace que el paseo se pueda disfrutar durante todo el año.

La vedette del lugar es su capilla de estilo neogótico construida en el año 1918, ubicada dentro de un paisaje que parece de cuento y te da la sensación de estar en Europa. Muchos tucumanos deciden casarse ahí.

Hay casas hermosas con vistas increíbles rodeadas de árboles y lomas y una ex hostería, que actualmente funciona como salón de fiestas y restaurante para probar platos regionales.

Tafi del Valle

Tafi es la puerta de entrada a los valles calchaquíes. Desde San Miguel de Tucumán, son 106 km (más o menos dos horas) Si decidís ir manejando, tomate tu tiempo para hacerlo tranquilo y de día porque el camino es sinuoso y muchas veces hay niebla. Justamente lo lindo de llegar en auto o micro además es que, por la altura, vas a poder admirar las nubes entre las montañas.

El paisaje de Tafi es distinto a todo lo que vas a ver después si seguís tu recorrido para arriba por el NOA. Porque es verde. Más adelante vas a admirar decenas de colores maravillosos, pero no vas a encontrar el de la vegetación de Tafi. Te recomendamos salir a caminar, bordeando los ríos, lagos y arroyos. También tenés la opción de hacer cabalgatas, deportes acuáticos y, para los más audaces, parapente.

Con respecto a la vida cultural, hay dos lugares que vale la pena conocer: el Museo Jesuítico La Banda y la Casa del Duende. En el primero vas a poder admirar valiosas piezas arqueológicas, pinturas de la escuela cuzqueña y mobiliario de la época jesuita; si vas, no te olvides de visitar la capilla ubicada en la parte de atrás al acceso principal.

La Casa del Duende es un museo que representa los mitos y leyendas de la cosmovisión indígena a través de sus fantásticos personajes. Muy interesante.

No podés irte de Tafi sin probar su especialidad, los quesos, producidos por los jesuitas desde el siglo XVII. Suelen quedar bien acompañados por algo dulce (cayote, higo, miel o nueces) y con una buena copa de vino, obviamente. Si sos muy fan, te sugerimos ir en febrero para la Fiesta Nacional del Queso.

Amaicha

Amaicha del Valle, uno de los destinos imperdibles de Tucumán

A sólo 50 km de Tafi, vas a toparte con Amaicha del Valle, la comuna que se jacta de tener el mejor clima del mundo. De hecho, en la plaza principal del pueblo, hay un cartel que dice que hay 360 días de sol al año. Se ve que cuando fui tuve mucha pero mucha mala suerte, porque me tocaron 2 días nublados…

En fin, más allá del clima, Amaicha es un lindo pueblo con un hermoso e impactante museo, el de La Pachamama, que merece ser visitado.

Fue diseñado por el pintor, escultor y artesano autodidacta Héctor Cruz en 1996. En 10.000 m2 vas a encontrarte con un sinfín de maravillosas esculturas realizadas con rocas de la región que representan a la Pachamama (Madre Tierra), al Inti (dios Sol), a Quilla (la diosa Luna), a la víbora bicéfala de la cultura awada, al guerrero de la luna y a la mesa de los 12 caciques entremezclados con cardones y cactus, típicos de la zona.

El museo cuenta además con vas a encontrarte con salones de Geología, Antropología y Ciencias Naturales y con una sala de exposición de pinturas, esculturas y tapices con motivos religiosos, culturales y sociales de las diferentes tribus que habitaron el Valle Calchaquí.

Otras cosas que se pueden visitar en Amaicha son: el dique los Zazos, la feria de artesanos de la plaza principal o el observatorio astronómico de Ampimpa.

Las Ruinas de los Quilmes

Los restos del mayor asentamiento precolombino de nuestro país quedan a pocos kilómetros de Amaicha y vale la pena visitarlos. Esta ciudad-fortaleza fue construida en el siglo X, alcanzando un gran desarrollo sociocultural y agrario a lo largo de los años, que fue interrumpido en 1667, cuando los Quilmes fueron derrotados por los españoles. Luego de su rendición y debido a que los españoles no lograron someterlos, fueron obligados a recorrer mil kilómetros a pie sin agua ni comida. Se estima que de los más de 2600 sobrevivientes que partieron, solamente llegaron 400 a la entonces ciudad de Santa Cruz de Quilmes a orillas del Río de La Plata (que luego devino en la actual ciudad de Quilmes en el Sudeste del Gran Buenos Aires en honor a esa peregrinación).

Las Ruinas de los Quilmes es, para mí, una parada obligada en Tucumán. Se pueden visitar todos los días de 9 a 18 hs.

La #SemanaNorteArgentino recién empieza. Nuestro recorrido seguirá hacia Salta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *