Un destino infalible: Turquía

Turquía no te va a fallar. Te lo prometemos. Tiene todo lo que cualquiera busca en un viaje. Y más. Te dejamos una lista de lugares imperdibles para visitar:

Estambul

La ciudad turca más famosa es sin dudas el destino obligado si vas a visitar el país. Y, además, ahí va a llegar tu vuelo de Turkish Airlines cuando ganes el sorteo. Así que no tenés excusa, tenés que recorrer Estambul.
No podés dejar de ir a la mezquita azul, esa que está en todas las fotos. Ojo que como manda la tradición islámica, hay que entrar descalzos y cubiertos con un pañuelo. No se puede entrar con pantalones cortos ni con los hombros al descubierto. Tampoco se puede ingresar durante las horas de oración, que son varias, porque los musulmanes rezan 5 veces al día. La entrada a la mezquita azul es gratuita.

Frente a la famosa mezquita, está el museo Santa Sofía, una antigua basílica y una obra maestra del arte bizantino. No dejes de mirar para arriba porque los techos son impresionantes.

Cerca de ahí también está el palacio Topkapi, símbolo del Imperio Otomano. En sus 700.000 metros cuadrados, el palacio cuenta con cuatro hermosos patios, sala de armas, cocina, vestimenta de la época (lo mejor de la exposición, a nuestro gusto), establos reales, joyas, tesoros y mucho más.

Otra de las atracciones de la ciudad es la Cisterna Basílica, una cámara subterránea que constituyó la reserva de agua más importante del Imperio Bizantino. La mayoría de los turistas entra para ver las cabezas gigantes de Medusa que sostienen varias de las columnas. Tranquilos que, cuando las mirás, no te convertís en piedra.

Tal vez te dijeron que vayas a hacer compras al Gran Bazar. Podés ir a recorrerlo porque es pintoresco, pero no vas a conseguir ahí los mejores precios. Esos están en los puestos de las callejuelas de la ciudad. Y no te olvides la clave: regatear.

Por último, te sugerimos hacer dos cosas más: dar un paseo en barco por el mar Bósforo, bajarte en alguna isla e ir a comer un buen pescado; y visitar, cerca del puerto, la feria de especias, una de las más grandes de Medio Oriente.

Capadocia

Sí, ahí es donde se vuela en globo. Listo, nada más que agregar. Andá.

Fuera de broma, volar en globo es una experiencia increíble que merece ser vivida al menos una vez. El paseo dura 1 hora, lo cual es un montón si lo comparamos con actividades similares (como vuelo en parapente, por ejemplo, que dura unos pocos minutos). Traten de tener 2 días al menos disponibles para volar en globo, porque si el clima no lo permite (por lluvia o viento), se van a quedar sin hacerlo.

Te contamos otras razones por las que está bueno visitar esta región. Las características geológicas del lugar hicieron que sus paisajes se describan a menudo como paisajes lunares. La tierra tiene formas caprichosas tras millones de años de erosión y es lo suficientemente débil para permitir que el ser humano construya sus moradas escarbando en la roca en vez de construir edificios. De esta forma, los paisajes lunares están llenos de “chimeneas” y cavernas, naturales y artificiales; algunas, incluso, siguen habitadas. En el pasado, había verdaderas ciudades subterráneas. Animate y entrá.

Otra de las cosas que se pueden ver son las iglesias de piedra, muchas de las cuales aún conservan los antiguos frescos en las paredes.

Recomendamos alojarse en la ciudad de Göreme, que queda cerca de todas las zonas a visitar.

Ölüdeniz

Es muy probable que nunca hayas escuchado sobre este lugar. Es una pequeña ciudad ubicada en el distrito de Fethiye, provincia de Mugla. Su costa, bañada por el mar Egeo, es conocida por su Laguna Azul: una reserva natural con playas de agua cristalina y tonos de azul turquesa que no tienen nada que envidiarle a las playas caribeñas.  De hecho, el agua es templada y el mar es poco profundo.

En la parte de atrás de la playa se reparten unos cuantos bares y restaurantes.

El paisaje es aún más grandioso desde arriba, a 2000 metros de altura. Y a los que les gusta la adrenalina y los deportes de riesgo, les contamos que Ölüdeniz es famoso por ser uno de los lugares más populares para hacer parapente.

Éfeso

El sitio arqueológico más visitado de Turquía. Esta antigua ciudad era un centro de comercio y de culto habitada primero por griegos y luego por romanos. Tiene muchas construcciones impresionantes:

  • El templo de Artemisa, la diosa de la caza y la naturaleza, es considerada una de las 7 maravillas del mundo antiguo.
  • La Biblioteca de Celso, el lugar donde todo el mundo se saca la foto, está aún hoy bastante conservada. Fue una de las más grandes del mundo y llegó a contener unos 12.000 manuscritos.
  • El gran teatro es otra de las ruinas más espectaculares de Éfeso. Fue utilizado para múltiples eventos como obras de teatro, conciertos, lucha de gladiadores, reuniones políticas o religiosas.  Su capacidad era de 25.000 personas.

Pamukkale

Otro destino muy copado de Turquía. Su nombre significa castillo de algodón. Es una formación geológica rarísima que surgió a partir de movimientos tectónicos. ¡Tiene unas hermosas piletas de aguas termales! Además, los griegos decían que sus aguas tienen propiedades terapéuticas, otorgadas por los dioses. Así que hay que bañarse ahí. Tratá de no ir en invierno porque cuando salís de las fuentes, está fresco.

Muy cerca de ahí te vas a sorprender con las ruinas de la ciudad de Heriápolis, cuyo teatro de estilo romano te va a dejar sin aliento. Literal.

¿Y? ¿Te dieron ganas de ir? Entonces anotate en ESTE SORTEO y ganate 4 pasajes a Turquía.