Buzios, un clásico de Brasil

Es muy lindo, es cerca y se puede ir en cualquier época del año. Tres razones que explican por qué Buzios es uno de los destinos más elegidos de Brasil por los argentinos. Estén atentos a los paquetes, porque siempre salen ofertas muy convenientes. Lo bueno de comprar el paquete es que suele incluir los traslados. Entonces te pasan a buscar por el aeropuerto de Río de Janeiro y te llevan hasta el hotel. Buzios queda a 176 km de Río de Janeiro. Se puede acceder en auto, bus, taxi/Uber o transfer.

Tiene 23 playas, para todos los gustos. Les dejamos las mejores opciones:

Geribá: la preferida de los amantes del surf y de los jóvenes en general. Si buscás joda, este es el lugar. Y si tenés la suerte de ir a festejar año nuevo a Buzios, también. La movida está en Fishbone Café, un bar con música electrónica y unos de los mejores beach clubs de Brasil.

Playa Brava: otra playa con buenas olas y joda, aunque bastante más exclusiva.

Ferradura: su nombre quiere decir “herradura” porque esa es la forma de la playa, lo que hace que esté reparada del viento y tenga aguas tibias y tranquilas. Queda cerca del centro y ofrece muchas opciones gastronómicas y de alojamiento.

João Fernandes: es una de las playas más populares y lindas de Buzios; ideal para ir en familia. Tal vez el mayor atractivo es que podés ver peces de colores apenas te metés al mar. Además, tiene mucha oferta hotelera en sus alrededores, así que es una muy buena zona para hospedarse.

Playa Tartaruga: este simpático nombre se debe a que esta playa aloja 3 especies de tortugas marinas. También tienen la opción de pasear en kayak, en banana o hacer snorkel entre los arrecifes de coral. Dato: es uno de los mejores lugares para ver el atardecer, porque de ese lado de la bahía el sol se pone sobre el mar.

Playa Dos Ossos: es la playa más tradicional de Buzios, llena de barcos pesqueros y rodeada de casas antiguas. El agua es muy calma, casi no hay olas, así que es una buena opción para ir con niños. Muy cerca de ahí, vas a encontrar la Iglesia de Santa Ana, monumento histórico dedicado a la patrona del pueblo.

Al principio de la nota, decíamos que a Buzios se puede ir en cualquier época del año y es así porque el clima casi no varía de invierno a verano, la temperatura anual promedio es de 26 grados (¡ideal!).

Otro de los atractivos del lugar es caminar por la calle principal, Rua das Pedras, que es peatonal y tiene 6 cuadras de largo. Es muy pintoresca, está llena de restaurants, bares, galerías y negocios. Suele haber festivales de arte, cine y gastronomía. Hay muchas opciones para comer y pasar un buen rato. En el Patio Havana, por ejemplo, van a poder disfrutar de música en vivo, blues, jazz y MBP (música popular de Brasil). Pueden ir a combatir la extrañitis argenta a Estancia Don Juan, donde hay tango los martes a la noche. Para saborear cucina italiana, la mejor opción es Parvati. Si buscan comida japonesa, vayan a Captains Bar, y después pueden tomarse ahí mismo algún trago de autor escuchando buena música electrónica. Cuando llegue la hora del postre, hay dos heladerías que tienen que probar: Mil Frutas y Sorvete Italia.

Si siguen caminando a través de Rua das Pedras, van a llegar hasta Orla Bardot, un paseo marítimo que se extiende desde el final de la playa Canto hasta el final de la playa Armação. Se llama así en honor a Brigitte Bardot, que visitó Buzios en 1964 y se la mostró al mundo. En el paseo, van a encontrar esculturas de bronce de la actriz francesa y de los pescadores característicos del pueblo. Es un buen lugar para ver el atardecer y también hay muchas opciones de restaurantes. Si buscan comida mediterránea, les recomendamos Salt, que tiene mesitas sobre un deck frente al mar. Si están para pizza, vayan a Mamma Mia!, que queda sobre la playa da Armação. Y si lo que quieren es comida oriental, una buena opción es Buda Beach Bar, que tiene un hermoso jardín con cascadas.

También tienen la posibilidad de hacer excursiones desde Buzios por el día. Hay dos lugares que están buenísimos (y que son los más populares): Cabo Frío y Arraial Do Cabo. Se suele ir a los dos juntos porque están muy cerca uno del otro (a 13 km); primero se va a Arraial y después a Cabo Frío, en una excursión que sale a las 8 y regresa entre las 18 y las 19 e incluye el almuerzo. Les recomendamos ir porque el agua es muuuy cristalina y las arenas muuuy blancas. Una buena y una mala: la buena es que la arena no quema; la mala es que el mar es muy frío.

¡Esperamos que les sirvan estos tips sobre Buzios y que los animen a ir! ¿Ya fueron? ¡Cuenten!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *