¿Qué tipo de viajero sos?

Existen muchos perfiles de viajeros, de acuerdo a las preferencias de cada uno. Pueden llegar a combinarse varios aspectos, pero en general hay alguno que prevalece. Acá te dejamos algunos de los que pusimos en nuestra campaña de Hotsale y otros tantos más:

El rata

Un clásico. Amante de las ofertas, es el que no sabe a qué lugar se va hasta que no aparece alguna promo irresistible. Usuario de los hostels con habitaciones compartidas y los vuelos low cost. Compra en el supermercado y come en la calle. Va a los museos los días que son gratis aunque esté atestado de gente. Si se da el lujo de parar en un hotel, se afana los jabones y los shampoos y se arma sandwichitos con lo que haya disponible en el desayuno.

El organizado

Antes de viajar, investiga minuciosamente la oferta de vuelos, hoteles y actividades a realizar en destino. También estudia la historia y los mapas para ubicarse en tiempo y espacio. Lleva todo anotado en un excel y se emociona cuando va llenando los casilleros. No es amigo de los imprevistos ni la toma de decisiones a último momento.

El colgado

Se olvidó de que arrancaba el Hotsale. Se olvidó de que todos sus amigos ya habían sacado el pasaje. Puede ser que casi pierda su vuelo o que olvide el pasaporte en su casa y se de cuenta en el aeropuerto. Este tipo de viajero vive feliz así, pero suele poner nerviosos a los que están a su alrededor. Déjalo ser.

El manija

Pone la alarma en el reloj a las 23:59 para que le indique que está por arrancar el Hotsale. Le encanta madrugar en las vacaciones para aprovechar a full el día, no importa la hora en la que se haya acostado. Es el que preparó los papeles de viaje y separó la ropa para armar la valija dos semanas antes de volar. Le sobra energía. No trates de seguirle el ritmo.

La experta en vuelos

Especialista en buscar ofertas, tiene un doctorado en Hotsale. Se sabe en qué lugar hace escala cada aerolínea y qué se puede hacer en la espera del aeropuerto. Es alto consumidor de blogs de viaje y amante de las notificaciones de promos.

El indeciso

¿Playa o montaña? ¿Hotel o hostel? ¿Pollo o pasta? Este tipo de viajero no se define. Es el que duda a qué destino irse hasta último momento, el que atrasa al grupo si viaja con amigos porque no sabe bien qué ponerse, el que tarda mil horas en armar la valija. Si te vas de vacaciones con alguno de ellos, hay que tenerles paciencia, no queda otra.

El playa fan

Si no hay sol, arena y mar, no hay vacaciones. Este tipo de viajero ama el calor y necesita su cuota de playa; si es con agua cálida y de color turquesa, mucho mejor, ¿no? Están los que disfrutan de las caminatas por la orilla, los que se tiran como lagartos a tomar sol o a dormir la siesta, los que juegan un fulbito, los que eligen el surf y los que no quieren salir del mar ni un minuto.

El aventurero

Generalmente con mochila a cuestas y sin demasiados planes en carpeta. Amante de la adrenalina y la naturaleza, tal vez también de la carpa, necesita estar en movimiento. Nada de sedentarismo. Curioso por definición, le apasiona conocer nuevos lugares y tener siempre algo que hacer. Le pueden gustar los deportes extremos, el trecking, escalar, nadar, esquiar o adentrarse en zonas poco transitadas.

El gourmet

Es el que hace un itinerario basado en las experiencias gastronómicas, el que pide recomendaciones a todo el mundo de lugares para comer, el que ama probar sabores nuevos. No hará diferencias: irá a restaurants caros y exclusivos, pero también a puestitos callejeros. Y por último, pondrá reseñas de cada sitio en los portales especializados para ayudar a otros viajeros gourmet.

El salidor

El que disfruta de los destinos más de noche que de día. El catador oficial de las bebidas alcohólicas típicas del lugar, el que se hace amigos en los hostels para salir y el que se anima a ir a un bar o boliche solo. No le da culpa acostarse a las 8 de la mañana y despertarse a las 2 de la tarde. Puede elegir ir a la playa o a una gran ciudad. La condición es que haya joda garantizada.

El amante cultural

No deja ningún museo sin visitar y se puede pasar todo el día ahí adentro. Recorre minuciosamente cada recoveco y le encantan las visitas guiadas. Suele leer libros de historia o guías turísticas antes de emprender su viaje para no perderse ninguna atracción. Fana de los datos curiosos, fechas y personajes, va a elegir ciudades con mucha historia, expresiones artísticas e incluso ruinas arqueológicas.

El romántico

Le gusta viajar en pareja y conocer destinos románticos. Se anima a dejar candados en los puentes con promesas de amor, a pasear en góndola por los canales venecianos o a cenar a las luz de las velas frente al mar. Generalmente, prefiere destinos tranquilos, donde pueda relajarse y disfrutar de estar con la persona que quiere.

El fotógrafo

Hay de los expertos que llevan una súper cámara con 5 lentes y trípode y también los aficionados que usan su celular y son fanáticos de las selfies y los filtros. Suelen estar más pendientes del enfoque, el ángulo y la luz que de lo que hay detrás del lente. Pero así lo disfrutan. Muchos de ellos viajan solos y se ubican en lugares estratégicos para sacar las mejores fotos.

¿Y vos? ¿Qué tipo de viajero sos?