Las 5 pistas más terroríficas del mundo

Para muchos volar es un placer mientras que para otros un mal necesario para recorrer el mundo. No importa en qué categoría estés, estamos seguro de que no te gustaría que tu avión tuviese que aterrizar en ninguna de las 5 pistas más terroríficas del mundo.

 

Barra – Escocia
Todas sus operaciones se realizan bajo la superficie de una playa, por lo que dependiendo de la época sus 3 pistas de aterrizaje pueden quedar cubiertas por la marea. Los vuelos tienen que estar muy bien calculados para no aterrizar en medio del mar.

Courchevel – Francia

Ubicado en medio de los Alpes Franceses y con una longitud de apenas 525 metros, presentan una pista que puede sufrir ciertos desniveles en el terreno.

“Solo hay una oportunidad de aterrizar. Si no lo conseguís a la primera, ya no tenés una segunda” según cientos de pilotos que han pasado por esta terrorífica pista.

 

 

Base de McMurdo, Antártida

Este aeropuerto se encuentra en la ladera de la Isla Ross de la Antártida. Como un factor determinante, el hielo marino opera en todas las pistas de aterrizaje.

La mayor parte de los aterrizajes se dan sobre esquís o deslizadores gigantes. En el verano, cuando el hielo se debilita se llegan a frenar todas las operaciones, siendo una pista no apta para aterrizar.

El principal desafío será que el hielo no se rompa mientras se está aterrizando.

 

 

Saba – Antillas Holandesas

Es un aeropuerto ubicado en una pequeña isla caribeña dentro de los Países Bajos. Tiene 400 metros de longitud y el aterrizaje dependerá del ingenio y la habilidad de cada piloto, ya que no hay suficiente pista para aterrizar.

 

Matekane – Sudáfrica

Considerada como una de las pistas de aterrizaje más difíciles del mundo, porque está rodeada de altas montañas, con lo cual encontrar espacios planos en esta zona es todo un reto.

La  terminación de la pista da sobre un acantilado y lo peor de todo es que para que el avión tome la velocidad necesaria para volar, debe caer unos metros para tomar el impulso.