Hoteles en RÍO DE JANEIRO

Río de Janeiro es el principal destino turístico de Brasil. Una de las ciudades más importantes y hermosas de América, donde se combinan mar, ríos, sierras y una urbe vibrante, con mucha música, carnavales y vida cultural. Podrás disfrutar de las conocidas playas de Copacabana e Ipanema, ver la ciudad desde el Cristo Redentor de Corcovado o visitar el jardín botánico. La noche carioca dura hasta el amanecer y ofrece espectáculos musicales, samba, discotecas y cócteles en la playa. 




Esta es una ciudad cosmopolita y en constante crecimiento, por lo que encontrarás una gran oferta de hoteles en Río de Janeiro, desde pensiones y albergues para estudiantes hasta lujosos hoteles y resorts. La llamada “ciudad maravillosa” es alegre y extrovertida, por lo que todos los viajeros se enamoran de ella.

Dónde hospedarse en RÍO DE JANEIRO

Para los viajeros que prefieren estar cerca de la playa, el barrio más elegido para reservar hoteles en Río de Janeiro es Copacabana, con 3 km de playa en forma de media luna y un emblemático paseo marítimo de piedras con piedras negras y blancas que fueron traídas desde Portugal en 1906. La zona es de las más seguras de la ciudad y sobre la Avenida Atlántica se concentran los hoteles más lujosos. Además, Copacabana ofrece una gran variedad de restaurantes, locales de moda y boliches para disfrutar del tiempo libre. 

Hacia el Oeste de Copacabana se encuentran los barrios de Leblon –uno de los caros y burgueses de la ciudad– e Ipanema –uno de los centros del turismo gay a nivel mundial– y juntos presentan el ambiente más refinado de Río de Janeiro. Quienes reserven hoteles en esta zona estarán próximos al entretenimiento y en un entorno seguro y muy bien conectado con el resto de la ciudad.

Otra opción es buscar hoteles en Río de Janeiro a pocos minutos del mar y con opciones de transporte público, en los barrios de Botafogo y Flamengo –hacia el noreste–, en la zona céntrica de Santa Teresa –de ambiente bohemio y entorno pintoresco; o próximo al epicentro de la vida nocturna, en el barrio de Lapa.

5 razones para conocer RÍO DE JANEIRO

  • Visitar las emblemáticas Playas de Copacabana e Ipanema. Entre las dos suman una superficie de 5 km de largo y el Fuerte de Copacabana –construido en 1914– se erige entre ambas, dividiéndolas.
  • Recorrer el Jardín Botánico. Uno de los más antiguos de América del Sur, construido en 1808. Posee 83 hectáreas y una de las mayores colecciones de plantas del mundo, con más de 6.000 especies.
  • Llegar a la cima del Corcovado. Este cerro ubicado en el Parque Nacional de Tijuca, contiene la famosa escultura del Cristo Redentor, elegido como una de las Maravillas del Mundo Moderno. 
  • Vivir el Carnaval más famoso del mundo. Durante el mes de febrero y con el Sambódromo da Marquês de Sapucaí como epicentro, la ciudad se viste de fiesta. Los blocos de rua o asociaciones de calle son la otra cara de esta celebración popular con desfiles espontáneo e informales, abiertos a todo el mundo.
  • Asistir a un partido de fútbol en el Maracaná. Se construyó para ser el estadio de fútbol más grande del mundo y fue sede del campeonato mundial en 1950. En su interior funciona un museo dedicado a este deporte.

Consejos para viajar a RÍO DE JANEIRO

  • La mejor época del año para reservar tus vuelos a Río de Janeiro es durante el carnaval, que tiene lugar en el mes de febrero. Los veranos, de diciembre a marzo, y los inviernos, de junio a septiembre, también son las temporadas más altas para el turismo. El festejo del 31 de Diciembre, el Reveillon del Río de Janeiro, es también una de las fechas más elegidas para volar a Río de Janeiro. 
  • La mejor opción de transporte público es el bus, aunque no es recomendable utilizar este servicio por la noche. Si tu hotel está próximo a una estación del metro, también vas a poder conectarte con los principales puntos de la ciudad de manera rápida y directa.
  • Si querés moverte con independencia por la ciudad o visitar Barra de Tijuca e incluso Buzios –a solo 2 horas de viaje–, te recomendamos alquilar un automóvil en Río de Janeiro.
  • Si bien en varios sitios recomiendan tener precaución con temas relacionados a la seguridad, no es necesario ser paranoicos. Tan solo cuidá tus pertenencias en la playa y evitá caminar solo en las calles por la noche, mejor tomá un taxi.
  • No te pierdas los atardeceres desde La Piedra de Arpoador, ubicada entre Ipanema y Copacabana. Su paisaje es sorprendente y si tenés suerte estarás acompañado de gente tocando música en vivo.